• FONDESVA.

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para Emprendimiento Social en Valladolid (FONDESVA) financiado por el Ayuntamiento de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • Fondo de Emprendimiento Social

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para el Emprendimiento Social financiado por la Diputación Provincial de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • De que hablamos

  • Contacto:

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 108 seguidores

Banca ética: entidades financieras diferentes.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de “banca ética” o “banca social”?. Se trata de aquellas entidades financieras que se distinguen de las tradicionales porque entre sus objetivos están la financiación de proyectos de carácter social, la inversión en empresas según su carácter ético y la transparencia de sus actuaciones. No dejan de ser bancos, de hecho, ofrecen una gama de productos y servicios similares a los de una entidad financiera tradicional, lo que ocurre es que no sólo buscan la rentabilidad económica, sino también la rentabilidad social.

En su página web, www.fiare.org, Fiare se propone entre sus objetivos fundamentales, por un lado, la financiación de actividades económicas que tengan un impacto social positivo y por otro, hacer de su proyecto un proyecto viable económicamente para poder crecer y seguir reinvirtiendo. No invierte ni financia actividades de empresas que con su trabajo perjudican el medio ambiente, o aquellas que se dedican a temas relacionados con el armamento, la manipulación genética, la especulación financiera, la pornografía o las drogas. Persigue financiar e invertir en proyectos de carácter cultural, social, educativo o medioambiental entre otros.

Sus instrumentos financieros son depósitos de ahorro, destinados a aquellos inversores que buscan un fin social para su inversión y que quieren decidir sobre lo que se hace con su dinero, y préstamos para aquellas personas que se consideran excluidas financieras del sistema bancario tradicional, con el fin de promover, por ejemplo, la inserción socio-laboral de los desfavorecidos.

Debemos remontarnos a los años sesenta en EEUU para encontrar los orígenes de este tipo de banca, también denominada “social, sostenible o alternativa”. En esos años, diversas instituciones y empresas protagonizan una serie de escándalos de corrupción que hicieron perder la confianza de los ciudadanos, y que generaron un movimiento crítico acerca de la ética en los negocios. Así se empezaron a impartir los primeros cursos de ética empresarial en escuelas de negocios y universidades. Todo ello en un contexto de agitación social, de aparición de la conciencia medioambiental y del surgimiento de la responsabilidad del consumidor, donde muchos norteamericanos no estaban dispuestos a que sus ahorros sirvieran para financiar por ejemplo la guerra de Vietnam o empresas tabaqueras. Ese movimiento llega a Europa en los años setenta y se va desarrollando a través de muy diversas formas y organizadores.

Los bancos éticos en España, como tales bancos, están regulados por el Banco de España al igual que las entidades tradicionales, y tienen que cumplir las mismas normativas.

Es el caso de Triodos Bank, de origen holandés, que está funcionando a nivel internacional desde 1980 y llegó a España en 2004, donde actualmente tiene oficinas en Barcelona y Madrid. Triodos analizó que entre un 7% y un 11% de los españoles estarían dispuestos a ahorrar en un banco que, además de proporcionarle rentabilidad, seguridad y liquidez como la banca tradicional, contase con un valor añadido de apoyo a proyectos sociales. Este banco ofrece en su página web, www.triodos.es, su Ecodepósito, un producto de ahorro de banca ética que cuenta con el respaldo de ONGs tales como Greenpeace, Ecologistas en Acción y WWF/Adena, y que ofrece al inversor un 3,50 % T.A.E. En su página podemos ver cuales son los proyectos en los que el banco contribuye.

Hay que distinguir los bancos éticos de las instituciones que conceden préstamos o fondos de inversión éticos. Es el caso de las cooperativas Oikocredit o Coop57 que no están reguladas por el Banco de España y se alejan más de la banca tradicional. La primera de estas cooperativas dedica todas sus inversiones a financiar proyectos en países en desarrollo y fue fundada en 1974. Los proyectos que financian han de ser viables, que repercutan en beneficio de toda la comunidad, que respeten la igualdad y el medioambiente, etc. Esta entidad ha demostrado con su larga experiencia que proyectos como el suyo son económicamente sostenibles.

Los precursores de la banca ética afirman que las inversiones son tan fiables como cualquier otra y que sus rendimientos son totalmente solidarios. Es cierto que estas entidades todavía encuentran cierta desconfianza entre la ciudadanía por tratarse de un sector tan tradicional en el que muchos tienen miedo de las novedades o de bancos que no conocen. ¿Qué pensais al respecto?, ¿teneis vuestros ahorros en alguna de estas entidades?, ¿está la sociedad española lo suficientemente concienciada para acudir a estos bancos? Por otra parte, y siendo clientes de la banca tradicional, ¿no deberíamos exigir a ésta que sus inversiones también sigan unos principios éticos?

Javier de Haro Castillo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: