• FONDESVA.

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para Emprendimiento Social en Valladolid (FONDESVA) financiado por el Ayuntamiento de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • Fondo de Emprendimiento Social

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para el Emprendimiento Social financiado por la Diputación Provincial de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • De que hablamos

  • Contacto:

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 107 seguidores

Seguros y armas

El objetivo de este artículo es apuntar y mostrar, en los casos en que sea posible, los vínculos existentes entre las compañías de seguros que operan en España y el negocio de las armas.

Ya se ha denunciado en numerosas ocasiones la implicación de las entidades de crédito españolas (bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito) en el complejo militar-industrial. Queremos recordar aquí, que las compañías y corredurías de seguros forman una parte importante del sector financiero y que a menudo también participan de forma directa o indirecta, en el negocio de la guerra y de la seguridad. [1]

Los vínculos entre las compañías de seguros y la industria armamentística pueden ser muy variados, yendo desde la contratación de productos de seguros, hasta la participación accionarial o la inversión de las compañías de seguros en fondos de inversión propietarios de títulos de empresas de armas. [2]

En cuanto a la contratación de productos de seguros, estas empresas por sus especiales características, y normalmente porque se contempla en sus convenios, deben tener seguros de responsabilidad civil. Además, también contratan seguros para garantizar el cobro de sus ventas ante posibles retrasos en el pago o, incluso, frente a riesgos de impago.

En el caso específico de los seguros de crédito a la exportación, éstas son concedidas en España por la Compañía Española de Seguros y Créditos a la Exportación (CESCE), un organismo de propiedad público-privada. Un 50% de las acciones son de titularidad pública y el otro 50% se reparte en gran medida entre el Grupo Santander y el Grupo BBVA, aunque el sector asegurador es propietario de un 4%.

Como ya hemos apuntado, otra vínculo entre el sector de los seguros y la industria armamentística es a través de la adquisición de volúmenes muy importantes de participaciones de fondos de inversión propietarios de títulos de empresas de armas por parte de las compañías de seguros. Algunos fondos de inversión son habituales tenedores de títulos de empresas de armas, ya que esperan elevadas rentabilidades sin atender a los futuros impactos sociales y ambientales. Con estas compras facilitan a las empresas de armas una importante liquidez, cuando hacen nuevas emisiones de capital.

A continuación mostramos una tabla donde se puede observar la participación de grandes compañías de seguros que operan en España en empresas dedicadas, totalmente o en parte, a la producción con fines militares y de seguridad.

Tabla: Participación de compañías de seguros en fondos de inversión tenedores de títulos de empresas de armas:

Pincha para ampliar.

Fuente: Elaboración propia a partir de: La Banca Armada. Inversiones explosivas de los bancos y cajas y Inversiones que son la bomba. Negocios de la banca con empresas españolas de armamentos . [3]

Hemos marcado Inverseguros con un asterisco porque no se trata de una compañía de seguros. El Grupo Inverseguros es una sociedad de inversión que agrupa a diferentes compañías de seguros, como: Mapfre, Catalana Occidente, Aviva, Allianz, Axa y Zurich.

Otro caso especial es el de AIG. Se trata de una de las compañías de seguros más importante del mundo, conocida sobre todo a raíz del rescate de 85.000 millones de dólares recibidos por parte de la Reserva Federal norteamericana para hacer frente a la crisis de los seguros de crédito y para evitar un efecto contagio tras la caída de Lehman Brothers.Sin embargo, está poco extendida en España, donde opera a través de la sus filiales europeas AIG Life y AIG Europe.

El resto de compañías de seguros se encuentran entre las 20 primeras del ranking elaborado por ICEA para el período enero-junio de 2012. Un ranking que ordena las compañías de titularidad española o que operan en el Estado a través de filiales según volumen de primas que mueven.

En cuanto a las empresas de armas, la mayoría son empresas estadounidenses y todas se dedican al negocio de la defensa y de la seguridad. Ahora bien, esto no significa que toda su producción tenga fines militares o de seguridad, sino que hay que también se dedican a la producción con fines civiles. Este es el caso de Indra, una empresa española con aproximadamente un 50% de producción militar, o EADS, una empresa holandesa con un 86% de producción militar.

En el caso concreto de INDRA, la única empresa española aquí apuntada, se dedica a producir componentes de electrónica militar y al diseño de software para fines militares y de seguridad. Diseña también software para fines civiles, asesora en aspectos de organización o, incluso, tiene su propio negocio de seguros. Ha realizado, por ejemplo, servicios para aseguradoras como MAPFRE (el programa Global Risk), AVIVA (Proyecto ONE) o Adeslas (asesoría e implementación de programas de gestión).

Según la tabla, vemos que las compañías que más invierten en armas son en primer lugar Allianz (240.912.959,40 euros), y seguida muy de cerca por AXA (235.840.765,00 euros).En tercer lugar encontramos a MAPFRE (1.911.310,53 euros), una compañía de seguros de titularidad española y que ocupa la primera posición en dicho ranking de ICEA. Ahora bien, hay que ser prudente a la hora de establecer un orden de más a menos, ya que, por falta de accesibilidad a los datos (la falta absoluta de transparencia es habitual en el sector) estas cifras pueden no ser un reflejo de toda la realidad. Recordemos, además, que sólo han sido tenidas en cuenta los datos en relación a las filiales españolas o que operan en España, y no los datos de todo el grupo.

Para acabar con los vínculos entre compañías de seguros y la industria armamentística no podemos dejar de hacer referencia al fenómeno de la bancaseguros. [4]

Históricamente en Europa, las compañías de seguros han sido y siguen siendo socios de referencia de las entidades de crédito. Son, por tanto, claros los vínculos estratégicos entre unas y otras dentro del sector financiero. Con la aparición del negocio de la bancaseguros, estos vínculos se estrechan de forma considerable.

En base al negocio de la bancaseguros y dadas las importantes inversiones de las entidades de crédito en la industria armamentística, podemos reclamar una responsabilidad, al menos indirectamente, del sector asegurador en el funcionamiento del negocio de la defensa y de la seguridad. Ahora bien, para ser rigurosas habría que hacer un análisis caso por caso, lo que no será objeto del presente artículo. Aportaremos aquí sólo algunas notas.

A título de ejemplo, es importante notar que no es lo mismo vínculo lo que se establece entre entidades como Caja Bank y Caja Vida, que entre Banco Sabadell y Zurich.

En el primer caso, ambas firmas pertenecen al mismo grupo, y Caja Bank es la propietaria del 100% de Caja Vida. Ahora bien, mientras la junta de accionistas de la primera es reponsable de las actividades de la segunda, no ocurre lo mismo en sentido inverso y, por tanto, no podemos responsabiliza a Caja Vida de los negocios en armamento de Caja Bank.Sin embargo, ciertas coincidencias en los consejos de administración nos servirían como punto de partida para poder ejercer cierta presión. Lo mismo ocurriría en los casos de Santander Seguros y BBVA Seguros.

En el segundo caso, las firmas pertenecen a diferentes grupos y han establecido entre ellas una alianza estratégica para el negocio de los seguros. En este caso la junta de accionistas de ambas compañías podrían decidir romper esta alianza con una empresa que no respondiera a ciertos criterios éticos en su actividad y / o inversiones.

¿Qué responsabilidad?

Todas las compañías de seguros aquí apuntadas publican anualmente memorias de sostenibilidad donde se exponen sus políticas, actuaciones y resultados en materia de Responsabilidad Social Corporativa o Empresarial (RSC / E). La mayoría de ellas disponen de departamentos de RSC y algunas son propietarias de fundaciones a través de las cuales canalizan parte de sus actuaciones en este sentido.

Además, cada una de ellas es signataria de los Principios para el Seguro Sostenible, puestos en marcha el pasado 20 de junio de 2012 en la Conferencia de las Naciones Unidas para un Desarrollo Sostenible en la Cumbre Río +20. Desarrollados por la UN Environment Programme s Finance Initiative, los PSI incorporan aspectos medioambientales, sociales y de gobernanza en el negocio de los seguros.

Ante esto, y más allá de la legalidad de las actuaciones del sector financiero, como consumidoras debemos preguntarnos por qué tipo de responsabilidad y sostenibilidad queremos apoyar. Normalmente, el sector financiero, opera con unos conceptos de RSC o de Inversión Socialmente Responsable muy laxas, que no incorporan criterios exclusivos, sino que se construye a través de criterios positivos de actuación y / o inversión sin descartar sectores de negocio. De hecho, con demasiada frecuencia se trata de iniciativas enmarcadas en estrategias de lo que se conoce como «marketing social», que responden más a la necesidad de mantener y ampliar el mercado, y no a un interés real por la justicia social.

Ahora bien, tal como Hechos, a través del sello EthSI, y otras entidades llevamos tiempo anunciando y promoviendo, hoy por hoy ya existen alternativas reales de entidades de crédito y de seguros que responden a criterios éticos y de solidaridad en su actuación , así como fondos de inversión éticamente responsables que no generan beneficios a partir de actividades de una legitimidad tan dudosa como el negocio de la guerra.


[1] Hay que decir que parte de la información contenida en este artículo ha sido extraída de dos informes publicados en 2012 sobre las relaciones entre el sector financiero y la industria armamentística: Jordi Calvo. La Banca Armada. Inversiones explosivas de los bancos y cajas. Centro JM Delàs de Estudios por la Paz. Barcelona: marzo 2012), y Setem (coord.). Inversiones que son la bomba. Negocios de la banca con empresas españolas de armamentos . Centro JM Delàs de Estudios por la paz, Setem y Profundo. Barcelona: 2012

[2] En este artículo utilizaremos los términos «empresa de armas» para referirnos a todas aquellas empresas dedicadas a la producción, mantenimiento, almacenamiento y / o comercialización de armas, municiones o todo tipo de componente que se utilice para a fines militares o de seguridad.

[3] El primer informe recoge información sobre entidades financieras que operan en España y aquellas empresas de armas estadounidenses y europeas que tienen un alto nivel de rechazo social debido al tipo de armas o componentes militares que producen. El segundo informe recoge información sobre entidades financieras que operan en España, pero en cambio sólo recoge información de empresas de armas españolas. Ambos han sido elaborados a partir del análisis de bases de datos públicas y privadas, a información obtenida de las webs de las distintas empresas ya partir de información aparecida en informes de otros centros de investigación como “Profundo”

[4] Aunque no existe una única definición del concepto de «bancaseguros», la clave se encuentra en aprovechamiento de la amplia red de distribución de las oficinas de las entidades de crédito para vender productos de seguros.

Fuente: Banca Ètica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: