• FONDESVA.

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para Emprendimiento Social en Valladolid (FONDESVA) financiado por el Ayuntamiento de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • Fondo de Emprendimiento Social

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para el Emprendimiento Social financiado por la Diputación Provincial de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • De que hablamos

  • Calendario de post.

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 107 seguidores

  • Contacto:

En defensa de la banca ética.

En el contexto de surgimiento de la indignación, que se plasmó con el movimiento 15-M, unos de los vectores determinantes fue la construcción de la usurpación por parte de los intereses privados -de ese fantasma que recorre el capitalismo y que se llama mercados– de los espacios de poder políticos que deberían ser expresión de la soberanía civil. Esto se percibió de forma muy clara en lo relativo a los mercados financieros y a los excesos -por no llamarlos canalladas- que cometieron para aumentar su lucro a costa de lo que fuese, sin ética ni moral, y ni siquiera con el disimulo de la legalidad.

Todo esto favoreció un conocimiento más real de cómo funciona el sistema financiero convencional. Por un lado, poco a poco fuimos aprendiendo cómo incluso los Estados-nación son parte de la carnaza que la especulación financiera, cual parásito, es capaz de reducir a la mínima expresión de cuerpos anoréxicos. Por otro, empezamos a conocer cuáles eran las prácticas en materia hipotecaria, en la de inversiones, en lo que hace a las políticas salariales que afectan a los directivos e incluso en lo que se refiere a la implicación en el tráfico de armas.

Esta toma de conciencia favoreció el interés por lo que se viene a conocer como finanzas éticas o banca ética. Poco a poco se facilitó la visualización de distintas y complementarias iniciativas sociales, que con una sinergia creciente van englobando un proyecto amplio y plural en relación con sus valores y sus compromisos. En este sentido podemos explicar de forma breve y sencilla -y, por tanto, y con certeza, insuficiente- que en Europa se han dado dos modelos de finanzas alternativas. Si bien coinciden en la necesidad de reorientar la financiación hacia un modelo económico socioambientalmente responsable, exhibe diferencias grandes en su ADN. Esos dos modelos se conocen como el anglosajón y el mediterráneo o participativo. El anglosajón es aquel que, con diferentes fórmulas jurídicas, hace que una empresa o fundación sea la propietaria de la herramienta financiera, que ofrece a sus clientes la posibilidad de que sus ahorros estén al servicio de una sociedad más justa: se establece entonces una relación exclusiva de clientela, y no de base social. El modelo participativo, asumiendo los valores de la economía social, decide poner en marcha, en cambio, una herramienta financiera que sea propiedad de la sociedad civil, de personas y movimientos sociales, y que atienda a las necesidades que el compromiso por la regeneración de nuestra sociedad reclama.

En este segundo modelo, el participativo, pueden distinguirse tres niveles de intervención: el micro, el meso y el macro. El nivel micro lo configuran pequeñas o medianas asociaciones sin ánimo de lucro. Este nivel se conoce también como parabancario, ya que no está regulado por el sistema financiero. En la mayoría de los casos se trata de asociaciones autogestionadas en las que sus socios y socias aportan, por medio de participaciones, un dinero para su uso como fondo solidario. Con este dinero se realizan préstamos a proyectos que necesiten financiación y que aportan un valor positivo en la sociedad (organizaciones no gubernamentales, cooperativas de producción agroecológicas, proyectos culturales, etc.). En muchos casos se asume un alto riesgo, ya que por medio de pequeños préstamos se potencian proyectos de autoempleo que la banca convencional ha denegado: pensemos en parados o paradas de larga duración, en inmigrantes que no tienen aval económico ni patrimonial… Y se crea una relación de corresponsabilidad y cercanía entre las asociaciones.

El segundo nivel, el meso o intermedios, lo aportan asociaciones o cooperativas en las que los miembros son, o suelen ser, entidades jurídicas del mundo de la economía social que lo que hacen es asociarse para establecer una red de financiación sin tener que acudir a la banca convencional, dotándose al efecto de un mayor grado de autonomía y libertad. Así se crean sinergias entre estos colectivos y se fortalece su modelo económico.

Por último tenemos el nivel macro, o institucional, que dota a todo este modelo de finanzas alternativas de una estructura bancaria con capacidad real. El nivel macro, estrictamente de banca ética, se sustenta fundamentalmente en una estructura de participación y propiedad en la que participan los otros niveles de los que acabamos de hablar.

Los tres modelos mencionados han estado, unas veces en forma de declaraciones, otras a través de la construcción de sinergias organizadas, en esos espacios de autonomía que han sido las plazas y las asambleas de barrio o ciudad en el 15-M. Y es que en el proceso de crecimiento de la conciencia crítica, una de las mayores aportaciones del 15-M, la banca ética ha estado presente en los debates y propuestas de la gente del común. Desde la crítica al sistema financiero convencional hasta la cada vez mayor demanda de conocimiento sobre los modelos de banca alternativa. Poco a poco se ha ido verificando una doble relación. Por un lado se ha hecho valer la apuesta por la responsabilidad del ejercicio de la ciudadanía, en términos gramscianos, de conciencia y protagonismo: se trata de ser protagonistas de nuestras sociedades y de articular los mecanismos liberadores sin esperar a que alguien los cree. Por otro se ha revelado el entusiasmo de verse capaz de constituir una herramienta en un campo que siempre había sido cedido, en una u otra medida, a la lógica capitalista (sobre todo tras la certificación del drama de las cajas de ahorro, que en vez de ser patrimonio del movimiento obrero se convirtieron -no se sabe cuándo- en herencia de la oligarquía capitalista). Estos dos elementos, la concepción teórica y la acción práctica, se han dado mientras personas y colectivos se sumaban a estas alternativas, al tiempo que éstas se han nutrido de nuevos desafíos que los colectivos han demandado de ellas.

Si atendemos al modelo participativo de banca ética en el Estado español, y en concreto el proyecto FIARE, podemos ver cómo las sinergias entre demandas reivindicativas y modelos participativos de construcción social armónica se cohesionan y fortalecen. La concepción propia del modelo participativo -a mi modo de entender único modelo real de banca ética- responde a esta cohesión: la banca ética la configuran proyectos de intermediación financiera que ofrecen los servicios bancarios habituales a personas y organizaciones. Unas y otras quieren atender a las consecuencias sociales de la actividad de crédito que se desarrolla con su dinero y reclaman que dicha actividad beneficie exclusivamente a los proyectos que contribuyen a la regeneración de nuestras sociedades. Se trata de ir mucho más allá del designio de no invertir en la industria militar, en actividades denigrantes con la biosfera o discriminatorias por género: se trata de potenciar la sociedad que queremos.

Así pues, de forma convergente con las demandas emanadas de las plazas, los proyectos de banca ética son propuestas de reocupación de la esfera pública por parte de personas y organizaciones que reclaman su derecho -y reconocen su deber- a articular sistemas de intermediación de acuerdo con una lógica alternativa a la propia del capitalismo neoliberal. Se vinculan con otras propuestas de la economía social en la búsqueda de la transformación desde la perspectiva de la igualdad, la libertad y la fraternidad. En definitiva, perfilan una respuesta bancaria que antepone el valor de la persona y de lo social -lo colectivo, el bien común- a la primacía del capital; invierten esta lógica en la construcción de valores sociales y ponen el acento en la cuestión social entendida en el sentido más amplio.

Es por esto por lo que el 15-M, en la construcción de su discurso -un proceso vivo y dinámico que no puede estar exento de contradicciones, pluralidad y heterogeneidad-, debe apostar por los espacios de autonomía de la sociedad civil, por la construcción de modelos autogestionados y por la visibilización de proyectos que nazcan del ejercicio de la soberanía ciudadana. La banca ética tiene que estar en manos de aquellas personas y entidades comprometidas con la regeneración de nuestras sociedades injustas, y ésta es una de las banderas del 15-M. Como quiera que esas personas y entidades saben de las necesidades de la sociedad, el movimiento debe alimentarse, como una herramienta más, con ellas, dotándose al respecto de una estructura de propiedad y desarrollando una estrategia de crecimiento respetuosa en manos del músculo asociativo que se vaya perfilando.

Como movimientos cívicos, el 15-M y la banca que nos ocupa, partiendo de una mirada ética de la intermediación financiera, se encuentran con un horizonte irrenunciable: el derecho al crédito como derecho de ciudadanía. La banca ética llega a una conclusión paradójica: no puede limitarse a desarrollar una intermediación financiera garantizada, pues, como ocurre en muchas otras propuestas de alternativas, es necesario tejer circuitos solidarios de producción-distribución-consumo que impliquen redes ciudadanas en una acción colectiva contra corriente. Por si sola la banca ética no da respuesta a todas las injusticias. Es una herramienta al servicio de muchas otras respuestas que se están dando. Y que se recogen en este libro.

Raúl Asegurado Pérez es trabajador social y sociólogo. Altermundista, activista social y político, es presidente de FIARE Galiza y socio fundador de AIS O Peto.

Fuente: ¡Espabilemos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: