• FONDESVA.

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para Emprendimiento Social en Valladolid (FONDESVA) financiado por el Ayuntamiento de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • Fondo de Emprendimiento Social

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para el Emprendimiento Social financiado por la Diputación Provincial de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • De que hablamos

  • Contacto:

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 109 seguidores

Gipuzkoa construye banca ética persona a persona.

Images_of_Money, (flickr.com)

La banca ética, la que no especula con el capital y busca el interés social y solidario del dinero, se construye en Gipuzkoa persona a persona. La entidad Fiare, nacida en Bilbao y que opera hasta la fecha como agente de Banca Etica Popolare de Italia, comenzó a penetrar en nuestro territorio en 2006 y en estos años ha ido creciendo sobre una red de personas voluntarias que representa una de las grandes potencias de este proyecto. Son mujeres y hombres que, movidos por inquietudes sociales y el convencimiento de que, granito a granito, es posible crear una alternativa a la banca tradicional, deciden comprometerse con Fiare. Se organizan en agrupaciones locales o comarcales y asumen responsabilidades de sensibilización social, promoción de la iniciativa, e incluso de evaluación ético-social de los proyectos que solicitan financiación. Esto último lo hacen en interacción con el segundo eje del proyecto, que es el equipo financiero, conformado por profesionales.

Peru Sasia, director de la citada entidad, subraya el carácter pionero de Gipuzkoa a la hora de articular la base de Fiare en torno a grupos locales. “Es un modelo que se empezó a desarrollar en Gipuzkoa y que ahora mismo está siendo replicado en todo el Estado español”, afirma. Primero se genera una base social mínima que constituye un grupo local, y luego se empieza a crear infraestructura. Desde su punto de vista, el modelo surgido aquí tiene que ver probablemente con la propia idiosincrasia del territorio, en el que “no todo se reduce a la capital, Donostia, sino que hay otras muchas localidades y mucha vida en todas ellas”. Juan Garibi, director de Desarrollo de Fiare, define como “ejemplar” la red creada en el territorio, ya que “sus miembros son muy activos”.

La banca ética se sitúa en las antípodas de esa banca tradicional enfocada siempre a obtener el máximo beneficio económico. Para entender lo que esconde el concepto, debemos fijarnos en las siguientes claves. Es un instrumento financiero que permite invertir los ahorros de personas y entidades en proyectos con impacto social positivo, contribuyendo a crear una sociedad más justa. Su filosofía pasa por no especular con el capital y financiar únicamente proyectos de economía real. El ahorrador conoce el destino de su dinero, que en el caso de Fiare se dirige a cuatro ámbitos: cooperación internacional, economía social, agroecología y valores. En lo que a la relación financiera con sus clientes se refiere, en general paga menos y cobra menos.

Entre depositantes y socias, participan efectivamente del orden de 400 personas. En cuanto al voluntariado que colabora en la divulgación del proyecto, supera las 90”

UNA PICA EN FLANDES

En la actualidad, Fiare se construye en Gipuzkoa a través de seis grupos locales, que han ido surgiendo progresivamente. Son Donostia, Ordizia, Irun, Eibar, Zarautz y Oarsoaldea. Están en gestación los de Arrasate y Lasarte Oria-Usurbil. Mikel Irasuegi es voluntario de la agrupación de Oarsoaldea, compuesta principalmente por personas de Errenteria y Oiartzun, y que nació hace dos años y medio. “Para entonces esta crisis ya estaba montada, aunque aún no se percibía tanto”, recuerda. Participar en Fiare significa para él “intentar poner una pica en Flandes. Yo creo que los bancos tienen que ser de otra manera. Ahora somos un granito de arena, pero estamos intentado crear algo diferente, ayudando a la gente a conseguir crédito y a poner en marcha proyectos; eso que resulta tan difícil en este momento”.

Hasta la fecha, esta entidad ha financiado en Gipuzkoa a Asfamogi (Asociación de Familias Monoparentales de Gipuzkoa) y un centro de Emaús en Irun. Periko Etxeburua, coordinador de los grupos de Gipuzkoa y responsable del de Donostia, ofrece a HIRIAN las cifras actualizadas que maneja Fiare en nuestro territorio. Unos 240 clientes han depositado en estos años más de 1.700.000 euros. El capital social asciende a 250.000 euros y 280 personas son socias de la entidad.

El grupo de Oarsoaldea echó a andar a través de reuniones mensuales, en las que una serie de nuevos socios empezó a estudiar cómo difundir el proyecto. Éste se fue extendiendo a través de conocidos, amigos de cuadrilla, y charlas y contactos informales con asociaciones de vecinos y otras agrupaciones ya existentes en la zona. Hoy día son socias unas 25 ó 30 personas, diez de las cuales participan activamente en el grupo comarcal.

CONVENIOS CON AYUNTAMIENTOS

Queda muchísimo trabajo por hacer. Así, por ejemplo, Mikel Irasuegi recuerda que a Lezo y Pasaia apenas ha llegado la iniciativa. Además, una próxima aspiración importante en este enclave guipuzcoano es abrir un punto de información de Fiare. “Las reuniones las realizamos en un local en el barrio de Galtzaraborda de Errenteria, pero necesitamos ese punto de información, preferiblemente en el centro del municipio, al que pueda acudir la gente interesada en hacerse socia o cliente de Fiare”, explica Irasuegi. Oarsoaldea seguiría así los pasos de las otras agrupaciones, que reciben e informan una tarde a la semana. A falta de sucursales, esas sedes juegan un papel imprescindible en la consolidación del proyecto.

Se va haciendo camino. Las últimas semanas, Fiare ha dado pasos relevantes en Errenteria y Donostia. Los ayuntamientos de esas localidades, como ya lo hiciera el de Ordizia, acaban de firmar sendos convenios con la entidad. El de Errenteria se convertía en socio el 24 de octubre a través de una participación de 1.800 euros, que se suma al capital social corporativo del proyecto y le confiere un voto en sus asambleas. El alcalde, Julen Mendoza, afirmó durante la firma del acuerdo que “éste es un primer paso y a futuro estamos abiertos a colaboraciones con proyectos sociales o de desarrollo económico que Fiare pueda tener entre manos”.

Días después, el 5 de noviembre, era el Ayuntamiento de Donostia quien suscribía una colaboración con esta entidad financiera. “Hacemos una apuesta por la banca ética, ya que entendemos que hay que realizar un uso ético del dinero, y garantizar que no se va a utilizar para comprar armas, especular con las viviendas o para actividades que vulneran los derechos humanos”, señaló el alcalde de la capital, Juan Karlos Izagirre.

El Consistorio de Donostia abrirá en breve una cuenta corriente. De manera que, además de socio, pasará a ser cliente. “Entendemos que, en los tiempos que vivimos, tener un instrumento financiero en manos y al servicio de la ciudadanía tiene más valor que nunca, ya que su vocación es la transformación e inclusión social mediante el crédito, y la transparencia y la participación son sus señas de identidad”, argumentó el primer edil. El 10 de noviembre Fiare celebraba su Asamblea de Euskadi en la Casa de Cultura de Intxaurrondo y en adelante se pondrá a su disposición infraestructura en Donostia para llevar a cabo otros encuentros.

La participación de los ayuntamientos en el proyecto tiene una gran relevancia. “Es una garantía de cara a la sociedad y nos abre un camino para que la ciudadanía se acerque a nosotros”, subraya Garibi.

Peru Sasia reflexiona también sobre este aspecto. “Una de las señas de identidad de Fiare es su manera de construir socialmente el proyecto, que lo consolida como una iniciativa de banca ética. Y la construcción social exige de la participación de muchas personas y organizaciones. Dentro de éstas, el tejido municipal es importantísimo, porque es la puerta o la primera ventana para la prestación de servicios que a Fiare le son muy cercanos, como la inserción laboral y social, la cooperación o el emprendizaje”, afirma. Por eso, los ayuntamientos son “interlocutores preferentes” en esos ámbitos y Fiare busca llegar a alianzas con ellos. En Italia, más de 400 consistorios son socios de Banca Etica Popolare.

“LA INDIGNACIÓN NO SIEMPRE ES COMPROMISO”

En los tiempos que corren, en los que la crítica a la banca tradicional se extiende por prácticamente todos los eslabones sociales -desde las asociaciones más comprometidas a la barra del bar-, podría pensarse que la banca ética tiene el campo abonado para crecer. Pero la realidad es más compleja. Y los cambios en las formas de pensar no se traducen automáticamente en cambios en las formas de hacer.

“Cuesta cambiar. Esta crisis lo que ha traído a Fiare es ahorrarse media hora en sus presentaciones; esa primera media hora inicial en la que había que explicar que el sistema financiero era peligroso, que era una bomba de relojería, que había que buscar alternativas porque se podían generar muchos problemas. Eso ahora nos lo ahorramos, porque todo el mundo lo sabe”, relata el director de Fiare. Pero, de tener la evidencia de que un proyecto de banca ética parece interesante a decidir comprometerse en su construcción va un trecho. “La indignación muchas veces no se convierte en compromiso”, considera Sasia.

La resistencia al cambio tiene su razón de ser. “El sistema económico actual es, sobre todo, un nicho cultural. Y nos construye de determinada manera: inseguros, individualistas, competitivos…”, opina este responsable de Fiare. “Pensamos que nos rodean riesgos futuros contra los que debemos protegernos. Y eso hace que nos volvamos mucho menos comprometidos y mucho menos militantes. Y en materia económica, los proyectos de banca ética exigen un nivel de militancia. Exigen reunirse, exigen difundir el proyecto, exigen denunciar, exigen consumir banca ética, que siempre es algo más incómodo”, concluye.

COOPERATIVA DE CRÉDITO

El horizonte cercano se vislumbra, en todo caso, esperanzador. El próximo año 2013 será fundamental en la trayectoria de Fiare. Por una parte, prevé ir ofreciendo productos y servicios financieros habituales, tales como cuentas corrientes, banca por internet o tarjetas de crédito, que hasta ahora no podía poner a disposición de sus clientes y que supondrán una mayor comodidad para los mismos.

De igual manera, espera dejar de ser agente de Banca Etica Popolare para convertirse en cooperativa de crédito. “Como agente, hasta ahora prestamos servicios de una entidad extranjera, italiana en este caso, que están sometidos a la legislación italiana. Como cooperativa de crédito, a partir del año que viene ofreceremos productos de aquí”, explica Peru Sasia. Y aclara: “Esto no significa que nos vayamos a desligar de Banca Etica Popolare, sino que nos integraremos y seremos una cooperativa de crédito establecida en Italia y en España”. Tras este importante avance, Fiare dispondrá de una mayor operativa, que confía le permita llegar a nuevas personas.

PUNTOS DE INFORMACIÓN:

Donostia-San Sebastián

Local de Caritas Gipuzkoa Paseo de Salamanca 2 Horario: jueves de 18:00 a 20:00 horas

Irun

Local de Behar Bidasoa Decarga 18 Horario: miércoles de 18:00 a 20:00 horas gipuzkoabidasoa@proyectofiare.com

Ordizia

Goierri 12 bajo Horario: lunes de 18:00 a 20:00 horas

Zarautz

Nafarroa 22 (Sanz Enea-bajos Casa Cultura) Horario: martes de 18:00 a 20:00 horas zarautz@proyectofiare.com

OarsoaldeaOarsoaldea

fiareoarso@gmail.com

Contacto Gipuzkoa: gipuzkoa@proyectofiare.com

Eva Domingo.

Fuente: Hirian.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: