• FONDESVA.

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para Emprendimiento Social en Valladolid (FONDESVA) financiado por el Ayuntamiento de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • Fondo de Emprendimiento Social

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para el Emprendimiento Social financiado por la Diputación Provincial de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • De que hablamos

  • Calendario de post.

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 108 seguidores

  • Contacto:

LA BANCA ÉTICA.

¿Sin respuestas ante el caos del mundo financiero? Con ustedes, La Banca Ética.

Que el mundo de la economía y las finanzas copa las noticias y hasta los comentarios cotidianos, ya no sorprende a nadie. Casi incluso, se está sustituyendo aquella conversación mecánica de cortesía en el ascensor de, “parece que va a llover”, por un, “qué mal está todo, ¿verdad?” Y es que nos ha invadido una sensación de fatalismo, de derrota; de pensar que, no sólo va todo cada vez peor, sino que poco o nada puede hacerse al respecto.

Sin entrar a valorar en detalle la difícil realidad que cada vez más gente está sufriendo en sus propias carnes y en su entorno próximo, yo soy de los que se apuntan a cambiar la pregunta de, “¿ahora qué va a pasar?”, por la de, “¿y yo qué puedo hacer?” Cada vez más fuertemente percibo que las claves no van a estar tanto en abominar y detestar lo que no nos gusta, sino en ir haciendo otras cosas, creando nuevos paradigmas, uniéndonos a las nuevas ideas… no sólo por una cuestión de idealismo barato, sino incluso, por pragmatismo: las energías que malgastaría inútilmente en despotricar, maldecir a los culpables de todo esto (curiosamente siempre son otros), y sentir que todo parece en mi contra, seguramente estarían mejor canalizadas y conseguirían un mejor rendimiento, empleadas en clave creadora.

Pero claro, lo que acabo de argumentar puede quedar como parte de un bonito discurso positivista, con recursos retóricos interesantes, útiles para la práctica de la oratoria, pero poco más. El pragmatismo al que también he hecho alusión me pide “dejar a tierra” y argumentar desde lo concreto. Así que vamos a intentarlo.

En primer lugar, habría que analizar si hay ya ideas a las que sumarse; si hay gente que ya está haciendo algo concreto y tangible por cambiar las cosas en este difícil terreno de la economía. Buscando un poco, nos encontramos con varios tipos de iniciativas existentes y totalmente reales:

· Banca Ética

· Redes locales de trueque e intercambio y Bancos del Tiempo

· Economía del Bien Común

Vamos entonces, a ver un poco más de cerca estos campos de acción. En el presente artículo, nos centraremos en el apartado: “Banca Ética”. Más adelante nos ocuparemos de los otros dos apartados.

Podemos decir que se trata de bancos o entidades financieras que realizan esta labor desde unos planteamientos “éticos”. Lo que les lleva en lo concreto a invertir su dinero únicamente en proyectos que suponen un interés en lo social, ecológico, cultural, etc., y no solamente dependiendo de su viabilidad económica. Cada vez hay más gente que considera como una opción ética, responsable con su mundo, y hasta interesante a nivel particular, tener su dinero en este tipo de banca, y no en la convencional.

Para muchos, este concepto de Banca Ética encierra una contradicción en sí mismo; algo así como “inteligencia militar”, “guerra por la paz”, etc. No son pocos los escépticos que ven en estas entidades únicamente una “cuestión de imagen”. El escepticismo nos puede llevar fácilmente a un planteamiento dualista del tipo de, “si no es perfecto, no sirve”. Lo siento, pero no conecto con esta idea del todo o nada; la considero uno de los mayores obstáculos que podemos encontrarnos de cara a la construcción de alternativas en cualquier terreno. Lo cierto es que, a día de hoy, en el mundo occidental desarrollado, que no olvidemos es el nuestro, la inmensa mayoría de nosotros operamos con algún banco, unos en mayor y otros en menor medida. Lo más fácil es decir algo que muchas veces he escuchado: “Como la Banca Ética es imperfecta, yo sigo operando con mi banco de siempre; cuando evolucionen, que me avisen”.

Sigamos profundizando entonces, en lo concreto, como mejor antídoto contra la especulación mental y lingüística. En Europa existen, desde hace ya unos años, varias entidades de Banca Ética. En España opera, desde hace ya varios años también, Triodos Bank. Es un banco casi como cualquier otro: es decir, puede ofrecernos servicios bancarios habituales (tarjetas, domiciliaciones, recibos, etc.), aunque no cubre el servicio de créditos personales (recordemos que sólo presta o invierte para proyectos con un interés social, ecológico, dentro de sus baremos). Cuenta actualmente con 13 oficinas físicas de atención al cliente, repartidas por la geografía española (no se trata de un experimento de banca virtual). No cotiza en Bolsa. Es decir; se trata de un banco con filosofía de empresa, que puede demostrar que es posible tener un negocio rentable en el mundo de lo financiero, que al mismo tiempo respete la ética y que aporte algo positivo al desarrollo social de su entorno.

Para quienes quieren algo que surja desde abajo, desde la iniciativa ciudadana participativa, también existen alternativas. El “producto estrella” es, sin duda, el Proyecto Fiare.

Fiare es, como ellos mismos se definen, “una red de personas y organizaciones con vocación de crear alternativas dentro del mercado financiero para construir una economía con otros valores al servicio de una sociedad más justa.”.Y al propio tiempo, “una empresa que opera en España como agente de Banca Popolare Etica, S. Coop. (cooperativa italiana con larga tradición en el mundo financiero, con estructura “de abajo hacia arriba” y con ausencia de ánimo de lucro)”.

Fiare está todavía en proceso de construcción, pero ya en un nivel muy avanzado. Ya es posible suscribir libretas de ahorro y depósitos a plazo; aunque todavía tendremos que esperar para realizar las operaciones más habituales, como domiciliar recibos, hacer transferencias y utilizar tarjetas. Sí, es posible, para personas jurídicas (empresas, organizaciones, entidades, etc.) utilizar cuentas corrientes, bajo determinadas condiciones. En el momento actual, se está reuniendo la cantidad de Capital Social requerida por el Banco de España para constituir una entidad bancaria a todos los efectos, y al mismo tiempo, se profundiza en la coordinación con Banca Popolare Etica italiana. También van surgiendo más asambleas locales por toda España, con presencia de grupos locales de Fiare, repartidas por la mayor parte del territorio. Cuando todo este proceso de formación pueda darse por finalizado, será posible funcionar con Fiare, prácticamente como con cualquier otro banco; pero con la estructura social y objetivos que lo definen y caracterizan.

También podemos hablar de Coop57. Es básicamente una red de entidades, ONG y empresas del tercer sector, que buscan ser parte de una red de financiación propia para todas las organizaciones socias. Es una cooperativa de crédito que se nutre fundamentalmente de las aportaciones de estas entidades que la componen; si bien también hay espacio a la participación de personas individuales. Actualmente operan en un ámbito territorial algo más limitado que Triodos y Fiare.

A día de hoy, Coop57 y Fiare, si bien son proyectos diferenciados y con objetivos y estrategias propias, tienen establecidos convenios de colaboración y se consideran proyectos complementarios. Coop57 participa en el desarrollo del Proyecto Fiare, y éste ofrece préstamos en condiciones especiales a las entidades que componen Coop57.

Podríamos encontrar más proyectos en esta línea; pero los mencionados nos han parecido los más representativos para ser presentados en un artículo que no pretende ser un dossier detallado ni una tesis doctoral, sino un material accesible al público general.

Como vemos, existe un espacio en el que mucha gente, en lugar de quejarse por la situación del mundo financiero actual, ha decidido ponerse en marcha para crear nuevas estructuras. Pueden ser imperfectas y necesitar, aún, cierto recorrido. Tampoco están libres de las contradicciones que el mundo del dinero puede generar; pero lo cierto es que es una voluntad real, puesta en marcha, con hechos tangibles y concretos. Podemos optar por seguir hablando de todo esto en las tertulias, insistiendo en lo malos que son otros, o podemos ponernos en marcha y conectar con alguna de estas iniciativas. Los antiguos decían que “la unión hace la fuerza”. ¿Ha quedado sin sentido esta frase hoy día? Sigo pensando que no es así, afortunadamente. Y en este tema, podemos contribuir a demostrarlo, en algo concreto y real, en algo que afecta a nuestro día a día, sin miedo a las contradicciones y superando la trampa del “todo o nada”.

¿Se siente con fuerzas para pasar del discurso a la acción concreta? No digo que sea fácil, pero nuestro sufrido planeta Tierra celebrará que así sea.

Links de contacto:

Fuente: Serendipity in the way.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: