• FONDESVA.

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para Emprendimiento Social en Valladolid (FONDESVA) financiado por el Ayuntamiento de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • Fondo de Emprendimiento Social

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para el Emprendimiento Social financiado por la Diputación Provincial de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • De que hablamos

  • Contacto:

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 108 seguidores

La banca ética gana terreno.

 

Si usted va a Fiare a pedir dinero para una hipoteca, es seguro que no se lo van a dar, pero si acude a esta organización para financiar un proyecto que genere un beneficio para la sociedad, puede que sí se lo presten. Fiare es una de las entidades que operan en Burgos con la premisa de banca ética, un modelo bancario que se diferencia del tradicional porque no busca hacer negocio con el dinero, sino que pretende que el ahorro redunde en un beneficio común y promueva un cambio de modelo en la sociedad primando las iniciativas sociales frente a la usura. Este planteamiento ha empezado a ganar adeptos con rapidez en los últimos años en toda España. En Cáritas, que es uno de los tres puntos de información Fiare en la capital -los otros dos son Fundación Lesmes y Fundación Alter-, explican que todos los meses hay una o dos personas que entran a preguntar cómo funciona la banca ética y qué le puede ofrecer.

Pero Fiare no es la única entidad ‘ética’ que opera en Burgos. Más trayectoria tiene todavía Triodos Bank, banco europeo con sede en Holanda nacido en 1980 que se presenta como «independiente» y que propone una renovación del sistema financiero. La responsable de comunicación en España, Sonia Felipe, explica que «lo que nos diferencia de la banca convencional es nuestro propio origen. Triodos Bank no se funda para generar negocio, sino para fomentar un uso consciente del ahorro. El banco trata de poner en relación a quienes tienen un dinero y quieren rentabilidad con quienes no lo tienen y lo necesitan». Ahora, al igual que ocurre en Fiare, no todos los proyectos o negocios pueden trabajar con Triodos Bank. Financian iniciativas de lo que denominan ‘economía real’ y, concretamente, empresas u organizaciones de los sectores medioambiental, social o cultural. Y en esto entran las energías renovables, la agricultura ecológica, la bioconstrucción, el apoyo a personas con discapacidad o a grupos en riesgo de exclusión, educación o actividades culturales. «Empleamos el dinero procedente del ahorro de los clientes en proyectos que tengan algún valor para la sociedad», explica Felipe.

Este banco tiene en este momento más de 4.300 clientes en Castilla y León y hay otras 3.200 personas en proceso de hacerse clientes, según explican fuentes oficiales del banco. En Burgos han financiado iniciativas de Aspanias,  la Asociación de Ayuda para Personas con Discapacidad de la Zona Norte de Burgos Comarca de las Merindades (Asamimer), la Asociación de Ayuda para personas con Discapacidad Intelectual Aspodemi (Miranda), la Fundación Cauce y la Fundación Aspaym Castilla y León, que atiende a personas con discapacidad física y movilidad reducida. Y en el resto de la región han financiado  proyectos de empresas como Cénit Solar, Espárragos Ecológicos Luis San José o la Asociación Escuelas Campesinas de Ávila, entre otras. «En España empezamos a operar en septiembre de 2004 y notamos que la banca sostenible empezó a generar interés antes de la crisis. Ahora, sí que es cierto que la crisis ha provocado que la gente se haga más preguntas con respecto al sistema y eso hace que, al final, busquen otras alternativas», explica Sonia Felipe.

Este banco, de momento, solo tiene presencia física con oficina en algunas capitales de provincia de España -en Valladolid desde 2009-, pero aspira a extenderse por las principales capitales de provincia, entre ellas Burgos. Sin embargo, la portavoz explica que se hará a un ritmo que puedan mantener y destaca que se puede operar igualmente. «A diferencia de Europa, en España se da importancia a que haya una oficina, así que están pensadas para que se nos vea, pero damos servicio en todo el territorio nacional. Si alguien quiere abrir una cuenta en Triodos Bank puede hacerlo a través del correo postal, mediante los formularios que se pueden descargar de internet o poniéndose en contacto por teléfono con nosotros. No hay problema», afirma.

Participación

El punto de partida de Fiare es muy similar al de Triodos Bank, pero tiene diferencias significativas de funcionamiento. El cliente que deposita sus ahorros en la entidad con sede en Holanda tiene cierto margen de decisión con respecto al destino que se dará a su dinero, porque puede elegir si prefiere que sean proyectos del ámbito social, cultural o ecológico. En lo demás, funciona como una banca convencional, dado que el cliente recibirá los intereses generados por su dinero, y si abre una cuenta corriente, podrá tener una tarjeta de débito-de material biodegradable- para sacar dinero en cualquier cajero de la red Servired.

Fiare es diferente desde el momento en que es una asociación que funciona como cooperativa. Cualquier persona física puede convertirse en socia capitalista aportando un mínimo de 300 euros (600 para las jurídicas) y un máximo indeterminado. Eso le da la capacidad de acudir a las asambleas y a tener tanto voz como voto. Y da lo mismo si ha puesto 300 euros o tres millones, porque tendrá el mismo peso.

Este modelo asambleario y el hecho de configurarse como una entidad basada en redes territoriales hace que la participación en las decisiones con respecto al destino del dinero que se ingresa sea mayor. «La idea de que el dinero esté seguro en el banco nos ha robado la participación en la toma de decisiones sobre el uso que se le da», asegura el responsable de comunicación de Cáritas, Alfredo Calvo, como portavoz de una de las entidades socias y promotoras de esta iniciativa en la región. «Fiare nace con vocación de ser un banco con el mismo nivel de competencias que cualquier otro, pero queremos que no baste con dejar el dinero, con depositarlo para que esté seguro, me dé unos intereses y ya está. Queremos promover un cambio a través del uso. Y si damos el crédito al ladrillo, todo seguirá igual que hasta ahora; pero si se lo damos a proyectos sociales, conseguiremos ese cambio social», señala Calvo, destacando que Fiare tiene acumulado en este momento 45 millones, de los cuales ha invertido 33,7 en iniciativas sociales. En Burgos ha financiado a la Fundación Alter (que es socia), al centro de agricultura ecológica La Montañesa y está tramitando un préstamo para la asociación Accorema, también asociada. Hay un comité ético, que es el que analiza cada proyecto y, sobre todo, en qué medida beneficia al conjunto.

Pero al margen de este carácter asambleario, hay algo más que distingue a Fiare. El colectivo ofrece a sus clientes inversores unos productos similares a los de cualquier otra entidad, con unos intereses determinados para los depósitos. Pero el cliente puede decidir hacer un depósito y recibir el interés acordado o renunciar en favor de la viabilidad de los proyectos que se financian. «En este momento estamos renunciando a los intereses uno de cada tres ahorradores. Es una manera de dar más flexibilidad», explica Alfredo Calvo.

Fiare nació en el País Vasco en 2003 y en este momento solo tiene oficina física en Bilbao, Madrid y Barcelona, pero quienes hacen un depósito pueden hacer sus gestiones a través de internet. Y por si alguien tiene libreta de ahorro y quiere sacar dinero, se ha firmado un acuerdo con Caja Laboral para que se pueda hacer.

Sin embargo, esta asociación por el momento no está concebida para operaciones del día a día, sino para ahorradores. «El próximo reto es crear una red de oficinas, algo que queremos tener listo a finales de 2013 o 2014 para que se pueda ingresar la nómina o facturas», explica Calvo, matizando que además están en proceso de fusión con la Banca Popolare italiana, que es un poco su matriz, y que podrían unirse también a la banca ética francesa, porque tienen vocación europea.

Gadea G. Ubierna

Fuente: Diario de Burgos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: