• FONDESVA.

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para Emprendimiento Social en Valladolid (FONDESVA) financiado por el Ayuntamiento de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • Fondo de Emprendimiento Social

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para el Emprendimiento Social financiado por la Diputación Provincial de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • De que hablamos

  • Contacto:

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 110 seguidores

  • Anuncios

Verano Cultural: Fiare y Mercado Solidario

Pincha para ampliar

Pincha para ampliar

Anuncios

El año 2010 para el Proyecto Fiare: Dinamismo en tiempos duros.

El año 2010 está siendo duro, muy duro. Para mucha gente con grandes dificultades para cubrir sus necesidades básicas y para muchas organizaciones que trabajan con ellas y que se encuentran en esa diabólica pinza que supone el aumento de las necesidades a las que atender y la disminución de los fondos públicos y privados destinados a estas tareas. Fiare no es ajeno a estas dificultades y, sin embargo, hemos sido capaces durante el primer semestre de 2010 de seguir avanzando con paso firme, incrementando la actividad financiera y consolidando la construcción social del proyecto.

En los primeros cinco meses de 2010, Fiare ha recogido ahorro por encima de 1.600.000 Euros, lo que hace un total de 22,4 millones de euros y más de mil doscientas personas clientes. Con respecto al crédito, es muy destacable el hecho de que, por primera vez, el crédito aprobado en este periodo (más de 1,76 millones de euros) es superior al ahorro recogido.

En lo que hace referencia a la construcción social del Proyecto, durante los primeros meses de 2010 se han incorporado las redes de Galiza y Canarias, así como la cooperativa Coop57. De esta forma, son once ya los socios del Proyecto: Fundación Fiare, Red de Economía Alternativa y Solidaria de Navarra, Asociación Fiare Centro, Asociación banca ética Fiare Sur, Asociación Fiare Xarxa Valenciana, Asociación de apoyo al Proyecto Fiare en Euskadi, Asociación Fiare de Castilla y León, Asociación Proyecto Fiare de Catalunya, Asociación Fiare Galiza, Asociación Fiare Canarias y Coop57. Existen asimismo grupos de personas y organizaciones que han mostrado su interés por articular redes para el desarrollo de Fiare en La Rioja, Asturias, Baleares o Castilla La Mancha.

Simultáneamente, se está produciendo la creación de una amplia red de grupos de implantación local, compuestos por personas voluntarias que promueven el desarrollo del proyecto Fiare en un entrono local determinado. Actualmente existen 33 grupos locales identificados en todo el estado, y en Septiembre tendrá lugar un encuentro de representantes de estos grupos, que resultan claves para la consolidación de un proyecto participativo y pegado al territorio.

Se ha elegido el primer comité de ética estatal del proyecto, que asume la responsabilidad de contribuir al mantenimiento de nuestra identidad y apoyar el trabajo de las comisiones de evaluación ético-social territoriales. Tuvo su primera reunión el pasado 16 de Junio en Madrid.

Se ha firmado un nuevo acuerdo con Banca Popolare Etica para extender la relación de agencia a los próximos tres años. Con esta firma se consolida un contexto mucho más estable económicamente, ya que los volúmenes a los que está llegando el proyecto en estos momentos permite pensar en una autofinanciación de la actividad a finales de 2010 (en condiciones tan desfavorables como las actuales en las que los tipos bajos reducen mucho el margen de las operaciones). Nos permite asimismo pensar en el proyecto europeo con mucho más sosiego y dedicarnos a tejer la red social en España, que es nuestra prioridad ahora mismo.

En Abril nos visitó Ugo Biggieri, por aquel entonces único candidato a presidente de Banca Popolare Ética y hoy presidente (elegido con el 93% de los votos de la asamblea de socios que tuvo lugar el pasado 22 de Mayo).

Existen muchos otros indicadores del gran dinamismo que está adquiriendo el proyecto. Desde los pasos dados por ayuntamientos como Sabadell (primer socio) o Bilbao (primer cliente), hasta los primeros contactos realizados con redes de países latinoamericanos para la incorporación al proyecto de entidades, especialmente microfinancieras, que quieren participar en esta aventura, pasando por el elevado porcentaje de clientes que suscriben la Libreta Redes (cediendo los intereses) o las experiencias parabancarias de apoyo a procesos de inserción que seguimos poniendo en marcha. Elementos todos ellos que hablan de un proyecto que sigue siendo extraordinariamente difícil, pero cuyo valor y viabilidad está cada vez más clara gracias sobre todo al respaldo de todas las personas y organizaciones que lo van construyendo.

FIARE, una banca ética y alternativa.

Estamos en proceso de construcción de una banca ética, que sirva para el desarrollo de una economía alternativa. Nos mueven dos impulsos confluyentes: la toma de conciencia del mal uso que se hace de nuestro dinero, depositado en bancos y cajas, y la experiencia de la eficacia de un uso solidario del dinero ahorrado. Respecto al uso que se hace de nuestro dinero, si bien escapa a nuestro control, no por eso se sustrae a nuestra responsabilidad. Y hay cosas que nos preocupan en este uso:

1. El margen de beneficios con el que se trafica, que nace de un cobro de intereses que podemos calificar como usureros. Si bien es lícito pagar y cobrar un interés equivalente a la inflación existente, así como imputar en la cuenta de intereses los costes de la intermediación y la gratificación que corresponda a la reserva de capital que haya de existir para proveer posibles impagos, no es ético elevar los intereses por encima de lo estrictamente necesario, porque todo lo que se obtiene de más, proviene de una usurpación en otra parte, es decir, de una usurpación a la sociedad. Esta es la razón por la que la usura es un pecado en todas las religiones antiguas y por la que debería ser un delito en todos los Estados.

2. El cobro de comisiones por los servicios que realizan, que sirven para incrementar el margen de beneficios. Para compensar la oferta de intereses más bajos en la lucha de la competencia interbancaria, el sistema bancario ha recurrido al cobro de los servicios que presta y a la obtención de comisiones por todos los movimientos de dinero que realiza. Admitimos que esas tareas tengan un coste. Ese coste es el que debe imputarse en los gastos generales, pero no la invención de costes inexistentes o duplicados. Por ejemplo, el pago con tarjetas acarrea un coste, que los bancos cobran a las empresas intermediarias, pero también cobran al titular de la tarjeta un cupo fijo anual. El margen del engaño por el pago de servicios y comisiones ha crecido interminablemente. Obsérvese, además, que si una cuenta corriente devenga prácticamente cero de intereses, mientras el banco se lucra con el dinero en ella depositado, no se justifica el cobro de los servicios y comisiones que se puedan realizar. De hecho, así ocurría hasta hace poco tiempo y así lo tienen establecido las Cajas de Ahorro, aunque no lo cumplan.

3. La ausencia de principios morales para la elección de los ámbitos de inversión: energía nuclear, industria de armas, empresas que ignoran los derechos laborales y otros. La inversión en armamento, en energías sucias o en empresas que no garantizan los derechos sindicales y sociales está fuera de todo control por parte de los impositores en Bancos y Cajas de Ahorros. Cuando la prensa o la ciudadanía denuncia esos hechos, nunca hay desmentidos, ni puede haberlos, porque son ciertos.

4. La práctica del fraude fiscal, a través del uso de paraísos fiscales para evitar las obligaciones impositivas de los Estados. Todas las entidades bancarias tienen cuentas o productos ubicados en paraísos fiscales. El fraude es evidente y permanente.

5. El recurso constante a la especulación, a través del juego en las Bolsas. La especulación es habitual en la Banca. Fondos de Inversión, paquetes hipotecarios y otros productos de la ingeniería financiera basan sus rendimientos en la especulación. Todas esas cosas se hacen con el dinero de los impositores, que son responsables indirectos de las mismas. Muchas veces los impositores no son conscientes del uso que se hace con sus ahorros; otras veces son conscientes y cierran los ojos; pero también hay gente que actuaría de otra manera, si pudiera. Para eso se constituye la Banca Ética, para dar la oportunidad a quien lo desee de no contribuir al deterioro moral del mundo, al tiempo que utiliza su ahorro para ejercer la solidaridad con los más necesitados. En el caso de Fiare, además, con la oportunidad de participar activa y directamente en el control del uso del dinero, por tratarse de una banca cooperativa, aparte de ser ética. Respecto al uso solidario del dinero, existe ya una larga experiencia a través de los proyectos de comercio justo, de los microcréditos, de las empresas cooperativas, que permiten afirmar la posibilidad de una intermediación financiera guiada por un sentido solidario, que opta por impulsar a las poblaciones excluídas socialmente, a la agroecología, a la cooperación internacional y, en general, a los proyectos económicos que desarrollan valores sociales alternativos al capitalismo.

Los pasos de FIARE.

FIARE es un acrónimo de Fomento de Iniciativas para la Articulación de la Responsabilidad Económica, que nació en el País Vasco como Fundación Inversión y Ahorro Responsable en el año 2003. Lo primero fue buscar un socio europeo, donde ya venía funcionando la banca ética, para poder iniciar operaciones de intermediación financiera. El socio elegido fue Banca Etica Popolare, de Italia, con quien seguimos trabajando en este momento.

Al mismo tiempo se diseñó un plan para llegar a constituir una entidad financiera autónoma. Era el año 2004 y ya existía la clara conciencia de avanzar hacia una red de redes solidarias como forma de construir esa entidad deseada. No se busca, pues, construir sin más una banca ética, sino insertarla en el proceso de construcción de una economía alternativa, junto al comercio justo, al trabajo cooperativo, a la defensa de la naturaleza o a la inserción social de los excluidos. Desde el principio de trató de construir una banca para el tercer sector, con el tercer sector y del tercer sector. Esa banca habrá de ser, por lo tanto, una cooperativa.

En el momento actual se ha tejido una red territorial, agrupada jurídicamente en FIARE Cooperativa de Consumidores y Usuarios, que tiene ya presencia en Euskadi, Cataluña, Navarra, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Madrid-Castilla La Mancha, Andalucía-Extremadura, Galicia y Canarias. Existen también proyectos para abarcar a toda España.

La forma que se va imponiendo para articular el territorio es la creación de asociaciones regionales impulsoras del proyecto de banca ética, de lo que es buen ejemplo la Asociación FiareCyl. En Castilla y León, al comenzar el año 2009, un grupo de asociaciones relacionadas con la economía alternativa y con la cooperación formaron la Asociación FiareCyL, que agrupa actualmente a 19 asociaciones o empresas y a dos o tres decenas de personas a título individual. FiareCyL tiene como objetivo insertar a la ciudadanía y a la red asociativa solidaria castellanoleonesa en la nueva banca ética, así como garantizar el uso ético y social del dinero. Para ello, se dirige a las asociaciones de la Comunidad Autónoma invitándolas a formar parte del proyecto impulsor y se dirige a la ciudadanía para animarla a formar parte de la cooperativa bancaria que está creando.

En este año 2010 hemos comenzado ya a recaudar capital social, porque necesitamos llegar a la cifra de cinco millones de euros, que exige el Banco de España para conceder permiso de funcionamiento como intermediarios financieros. Cuando logremos este objetivo, que está pensado para 2011, se constituirá FIARE COOPERATIVA DE SERVICIOS y comenzará a funcionar como un banco con todos los servicios básicos: cartillas de ahorro, domiciliaciones, tarjetas de pago, etc. Esperamos también llegar a un acuerdo con Banca Etica Popolare de Italia y con La Nef francesa para crear una cooperativa europea. Para llegar al final necesitamos la confianza y la presencia de las personas y de las asociaciones solidarias. Esta es una invitación.

Marcelino Flórez Miguel.

Se constituye la Asociación Fiare Canarias.

El pasado 16 de Marzo se constituyó la Asociación Fiare Canarias, compuesta por un grupo inicial de organizaciones de Tenerife y Gran Canaria.

La puesta en marcha de esta red eleva a nueve el número de territorios en los que el Proyecto Fiare cuenta con redes de desarrollo.

El equipo promotor de la asociación canaria asume a partir de ahora un plan de trabajo que incluye la creación de la comisión de evaluación ético social de los proyectos financiables, un plan de comunicación orientado a reforzar y ampliar la red, el establecimiento de grupos de implantación local que mantengan puntos de información de Fiare y un plan de recogida de capital social en la islas.

Un representante viene participando ya desde finales de 2009 en las reuniones de la junta estatal de redes socias.

Para más información: laspalmas@proyectofiare.com y tenerife@proyectofiare.com.