• FONDESVA.

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para Emprendimiento Social en Valladolid (FONDESVA) financiado por el Ayuntamiento de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • Fondo de Emprendimiento Social

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para el Emprendimiento Social financiado por la Diputación Provincial de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • De que hablamos

  • Contacto:

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 110 seguidores

  • Anuncios

Motivación para participar en Fiare.

En la Jornada sobre “Innovación Ética en la financiación de las empresas”, que organizó la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid el día 14 de diciembre de 2012, me pidieron que contara brevemente dónde había encontrado la motivación para participar en Fiare. Llevaba un esquema para contarlo, pero la brevedad hubo de reducirse al extremo, por lo que lo redacto para que lo conozcan las amistades.

Mi participación en Fiare es el resultado lógico de la militancia en el movimiento social. Me inserté en el pacifismo con motivo de la campaña contra la OTAN en el referéndum de 1986. Nunca milité mucho en el pacifismo, pero aprendí una cosa: que mi dinero no podía usarse para la guerra; ni un solo ahorro invertido en armas, en comercio de armas o en campañas militares. Hace más de veinte años que cotizo en alguna asociación ecologista. Tampoco ahí he sido muy militante, salvo la participación en campañas puntuales, como la lucha contra el horno incinerador de basuras en la Tierra de Campos vallisoletana o, más recientemente, contra el intento de instalar en la misma zona un cementerio nuclear. El movimiento ecologista me ha enseñado, no obstante, a entender y practicar el consumo responsable. Por eso, prefiero escuchar a Equo, que me pide no sobrepasar los ciento diez, que al PP, que me ofrece poder ir a ciento cuarenta. Milité un poco más en el sindicalismo de clase y allí aprendí, entre otras cosas, a no comprar un producto si sabía que se había producido con la explotación de los trabajadores, mucho más si eran niños y niñas. Aprendí también a mirar el mundo con los ojos de las mujeres y entender el abismo de la desigualdad de género, incrustado hasta los huesos en la sociedad. Donde más cosas he aprendido ha sido en la acción a favor de los Derechos Humanos, sobre todo, a través de la cooperación con el mundo empobrecido. Conceptos como soberanía alimentaria, entendida como el derecho de los pueblos a decidir su alimentación, comercio justo o buen vivir, forma práctica en la que los indígenas americanos concretan el feo concepto europeo del decrecimiento, esos conceptos, digo, me enseñaron que otra economía era posible, una economía solidaria y cooperativa, no sólo las formas competitivas y destructoras que nos dominan.

Por todo ello, cuando la Coordinadora de ONGDs organizó el 4 de octubre de 2008, una jornada sobre Banca Ética, no dudé en apoyar la presencia de Entrepueblos y en aceptar ser uno de sus recursos humanos desde las primeras reuniones para iniciar una banca ética en Valladolid. El afán de un pequeño grupo de personas y de asociaciones hizo posible la construcción de Fiare de Castilla y León en los primeros meses de 2009. El movimiento social me condujo, pues, a la Banca Ética Fiare, donde no sólo no se invierte en guerra ni en destrucción de la naturaleza ni en explotación laboral, sino que se construye economía solidaria y alternativa. Era lo lógico.

La participación en Fiare ha consumido algo de mi tiempo y de mi dinero, pero es mucho menos que las satisfacciones que me ha aportado, algunas de las cuales se pusieron en evidencia en los mensajes de las personas que participaron antes de mí en la Jornada del 14 de diciembre de 2012. Noté, lo mismo que el resto de la sala, la alegría que produce hablar de cosas buenas. Por eso, inicié mi intervención diciendo, como suele decir Manuel Espinilla en Entrepueblos, que había entre las personas presentes muchas que eran de Fiare, aunque no lo supieran. Esta satisfacción está muy próxima a proporcionarnos una nueva alegría: antes de que acabe el año 2013 Fiare será la quinta área de Banca Popolare Ética, cuya integración está culminándose en estos días.

Tendremos, pues, en 2013 una banca ética insertada en la economía solidaria y en manos del movimiento social transformador. No por eso, sin embargo, renunciamos a construir otras alternativas. Seguiremos desarrollando los préstamos entre particulares, como hemos hecho, por ejemplo, con la furgoneta de Ecogermen o con los avales que necesitó FeCEAV. Justo antes de hablar yo, Amparo Martín expresó las satisfacciones solidarias que había proporcionado a las gentes de FeCEAV el préstamo recibido y devuelto según todos los plazos y pasos marcados. La satisfacción procedía no del éxito del préstamo, sino de la constatación de que existe la solidaridad. Yo, que participé en el impulso de ese crédito, tuve otra satisfacción más, al comprobar el compromiso que asumía la gente de FeCEAV y de su entorno. Lo esperaba, pero sobrepasó lo esperado.

Esta vía de los préstamos altruistas entre particulares la vamos a seguir desarrollando y hemos dado un paso adelante, cuando Fiare-CyL se reunió con una decena más de organizaciones y con más de treinta personas para hablar de ello y ayudarse mutuamente en Santa Fe los días 20 y 21 de octubre de 2012. Otro paso en esta misma dirección era el que estaba a punto de culminar, la creación por parte del Ayuntamiento de Valladolid, con el apoyo de todos los grupos políticos que lo forman, de un “Fondo para el emprendimiento social en Valladolid”. Fiare-CyL será la encargada de gestionar ese fondo, conforme a sus criterios éticos. Esto quiere decir que tendremos cuarenta mil euros para conceder pequeños créditos, con la garantía, a diferencia de otros, de que estos microcréditos serán éticos y contribuirán a crear valor social o no serán posibles. Como despedida he de decir que si en 2008 ya estaba motivado, ahora con tanta gente que es de Fiare, sabiéndolo o no, lo estoy mucho más.

Marcelino Flórez.

Anuncios

Convenio de Fiare-CyL con el Ayuntamiento de Valladolid.

León de la Riva y Francisco Javier Mena Martín firman el acuerdo. / F. F.

León de la Riva y Francisco Javier Mena Martín firman el acuerdo. / F. F.

El viernes, 14 de diciembre, se ha procedido a la firma de un Convenio entre el Ayuntamiento de Valladolid y Fiare de Castilla y León para la gestión de un “Fondo para el Emprendimiento Social en Valladolid”, cuya cuantía asciende inicialmente a 40.000 euros. Este Fondo ha de ser utilizado para financiar proyectos de actividad económica que contemplen acciones con valor social añadido y respeto medioambiental. Se trata de posibilitar pequeños préstamos solidarios, al margen del sistema bancario, dirigidos a personas emprendedoras y con especiales dificultades para acceder al crédito.

El Convenio fue firmado por el Alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, y por el Presidente de Fiare-CyL, Francisco Javier Mena Martín, y contó con la presencia de la concejala de Izquierda Unida, María Sánchez. Todos los grupos políticos del Ayuntamiento han apoyado esta iniciativa.

Jornadas de “Innovación y Ética”

Durante toda la mañana de ese viernes se celebraron las III Jornadas de CREA Social, de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid, con el título “Innovación y Ética en la financiación de las empresas”.

Después de la presentación, realizada por Fernando Rubio Ballesteros, Consejero Delegado de Presidencia del Excmo. Ayuntamiento, intervino Cristina de la Cruz, Vicedecana de Investigación de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad de Deusto y Coordinadora del Comité de Ética de Fiare. Cristina de la Cruz presentó los principios de la Carta de la Economía Solidaria, que calificó de alternativa real al sistema capitalista, al poner el objetivo no en el lucro económico, sino en el desarrollo de la persona humana; precisó algunos prejuicios existentes sobre la banca ética, resaltando que no se trata de una novedad, sino que hay experiencias diversas con una larga historia; y describió los siguiente pilares de la banca ética: acción colectiva, no lucrativa, flexibilidad, trabajo en red y conocimiento de las realidades de injusticia.

En la segunda parte de las Jornadas se presentaron algunas experiencias de banca ética, especialmente experiencias al margen del sistema bancario, o sea, de préstamos solidarios realizados entre particulares. Intervinieron Modesto González Valle, de la Asociación Banca Ética de Badajoz y de Fiare-Sur; Enrique del Río Martín, promotor y gerente de Proempleo; Amparo Martín Soria, directora técnica de la Federación de Colectivos de Educación de Personas Adultas de Valladolid; y Marcelino Flórez, socio de Fiare-Castilla y León.

No vamos a detallar la riqueza de las experiencias expuestas, pero hemos de decir que ayudaron mucho a las personas participantes en la Jornadas por el optimismo alternativo que revestían. Observando esta realidad, podemos decir que otra economía es posible.

Marcelino Flórez.

Un compromiso histórico.

DSC03603

De izquierda a derecha: Fernando Rubio, Consejero Delegado de Presidencia. Javier León de la Riva, Alcalde de Valladolid. Javier Mena, Presidente de la Asociación FiareCyL. María Sánchez, Concejala de IU.

El pasado día 14 de diciembre de 2012, con el consenso de los partidos políticos PP, PSOE e IU y en el marco de la III Jornada Crea Social: Innovación y Ética en la Financiación de Empresas, se firmó un convenio entre el Excmo. Ayuntamiento de Valladolid y la Asociación FIARE Castilla y León, cuyo objetivo es la creación de un fondo para el emprendimiento social en Valladolid (FONDESVA).

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, y el presidente de FIARE CyL, Francisco Javier Mena Martín, procedieron a la firma del convenio por el que el Ayuntamiento de Valladolid aportará, a través de Valladoli+D Agencia de Innovación y Desarrollo Económico, 40.000 € a la asociación para la promoción de Banca Ética, FIARE CyL, entidad que deberá gestionar este dinero en pro de la creación de proyectos que además de ser viables, tengan un impacto social, medioambiental y cultural positivo, es decir, que cumplan con los presupuestos que definen y son la base de la economía solidaria. En un ambiente cordial ambas partes señalaron la importancia de este compromiso adquirido por la administración con un grupo de personas que hacen de las finanzas una herramienta para la transformación social.

Esto último quedó muy claro a lo largo de la III Jornada de Crea Social: Innovación y Ética en la Financiación de Empresas. Así, Cristina de la Cruz Ayuso, Vicedecana de Investigación de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad de Deusto y Coordinadora del comité de ética de FIARE, después de enumerar los pilares sobre los que se sustenta la economía solidaria y las posibles formas desde las que la administración puede implicarse y comprometerse con la ciudadanía en esos mismos términos solidarios, insistió en el hecho de que para conseguir un mundo más justo e igualitario era necesario poner la economía al servicio de la población, con unas “finanzas de la gente, para la gente y por la gente”, basadas en los cinco pilares de la Banca Ética: la acción colectiva o base social, la orientación no lucrativa que evita los bloqueos capitalistas, la flexibilidad e innovación social con los sistemas de intermediación, el trabajo en red y el conocimiento de las realidades de injusticias para evitarlas.

Una vez se dio por terminado el descanso, la jornada continuó con una mesa redonda en la que participaron Modesto González Valle de la Asociación de Banca Ética Badajoz y FIARE Sur, Enrique del Río Martín (Promotor y Gerente) de Proempleo, Amparo Martín Soria (Directora Técnica) de la Federación de Colectivos de Educación de Personas Adultas de Valladolid (FECEAV) y Marcelino Floréz Miguel de la asociación FIARE Castilla y León. Los cuatro ponentes hablaron de sus respectivas experiencias personales dentro del mundo de las finanzas éticas, subrayando el hecho de que el buen uso de nuestro dinero puede ayudarnos a crear una sociedad más justa y sostenible.

Diego Morán.