• FONDESVA.

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para Emprendimiento Social en Valladolid (FONDESVA) financiado por el Ayuntamiento de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • Fondo de Emprendimiento Social

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para el Emprendimiento Social financiado por la Diputación Provincial de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • De que hablamos

  • Contacto:

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 110 seguidores

  • Anuncios

Banca ética de Granada: 17 años dando crédito sin intereses.

Teresa Fernández e Inés López, fundadoras de Consumo Cuidado.

La banca no siempre es mala, o al menos no lo es cuando los que están detrás de ella piensan en los demás. Esta es la filosofía que desde hace treinta años funciona en el Fondo de Solidaridad, Paz y Esperanza de Granada. Lo que comenzó siendo un fondo de asistencial para ayudar a los vecinos del municipio granadino de Loja, se ha convertido hoy en el bote salvavidas que cada año recata de morir ahogados entre papeles y desilusiones a decenas de familias.

Pilar Gómez Capilla, presidenta del Fondo y presente entre sus filas desde los comienzos, relata como la crisis de mediados de los 80 hizo que diferentes colectivos decidieran entregar dinero para ayudar a sus vecinos. “Se pagaba la luz, el agua, se compraba comida…” La historia siguió creciendo, y en 1996 la Fundación decidió dar un paso más y crear los depósitos. “Ahora los socios ponemos una cuota que va desde los 10 euros al mes, y además están los depósitos individuales que no superan nunca los 12.000 euros”. Esto significa que hay personas que entregan su dinero para que otros puedan montar sus negocios o pagar sus deudas. “Les prestamos el dinero, pero sin intereses”, explica Pilar.

Así pues, la banca ética, tan de moda estos días, no es nueva. En Granada un grupo de personas con ganas de ayudar ya ejercían de ‘banqueros buenos’ hace 17 años “sabiendo perfectamente”, apostilla su presidenta, “que muchos pequeños formamos un grande”. De este modo, el Fondo de Solidaridad tiene actualmente 250 socios y 88 depositantes. Personas que entregan su dinero a este banco ético con la única condición de que para recuperarlo deben avisar con un tiempo prudencial para que la banca pueda maniobrar. “Por ese motivo sólo aceptamos un máximo de 12.000 euros, para que si alguien retira el dinero no quedarnos sin colchón”, argumenta Gómez.

La idea, además, funciona: El año pasado prestaron 99.000 euros para 29 proyectos, 3 de ellos asistenciales (a fondo perdido para ayudas puntuales como sacarse el carné de conducir o formarse en un determinado campo para montar un negocio).

Lo que sí ha cambiado, apostilla Pilar, es el perfil de las personas que reclaman su ayuda. “Nunca damos más de 6.000 euros a devolver en tres años sin ningún tipo de interés, pero antes solían venir personas sin red social, como inmigrantes que necesitaban ayuda para salir del pozo. Ahora ayudamos a la gente a que no caiga en el pozo. La media social que acude a nosotros es más alta, personas que ya tienen su pequeño negocio y a las que las deudas los están ahogando”. Las ayudas han llegado en estos treinta años a negocios tan variados como pizzerías, kioscos, tiendas ecológicas o empresas de reciclaje. Todo lo que sea viable y no financia el banco de las grandes campañas.

Exigir derechos

La gente también se ha vuelto más solidaria con esta crisis. “En 2008 teníamos 42 depositantes y hoy tenemos el doble”. Y es que, “si no nos ayudamos entre nosotros no salimos de esta”, apostilla la presidenta de Fondo de Solidaridad. “Pero, no podemos quedarnos en las cooperativas, hay que salir a exigir Derechos”. Por eso este fondo sigue buscando alternativas y forma parte, entre otros colectivos, de la Banca Ética Fiare-Sur y de Reas (Red de redes de economías alternativas y solidarias).

Esta filosofía es la que también mueve a Mariana Moncayo, miembro de Traper@s de Emaús y cuyo nacimiento vino de la mano del Fondo de Solidaridad de Granada hace ya 15 años. “Se trata de humanidad, mirar a tu banquero a la cara y que te escuche. Esto no hubiera sido posible sin la ayuda de la llamada banca ética”. Traper@s tiene como objetivo la inserción de personas en exclusión y como medio para lograr esto se dedican al reciclaje de todo tipo de enseres.

La crisis también ha golpeado a este sector, y aunque hace unos años llegaron a tener 15 personas contratadas ahora son algunas menos. “Comenzamos con dos contratos gracias a la ayuda del Fondo y consideramos que este es el camino”. Marina confía ciegamente en los proyectos en colectivo, “debemos creer los unos en los otros, de otra forma el resultado es lo que estamos padeciendo, nos han hecho pensar que estamos solos, pero seguimos estando, aún no nos han vencido“. Con esta fuerza, Moncayo quiere animar a los jóvenes a luchar “y no marcharse fuera porque organizados hay espacio donde poder hacer cosas juntos”.

Este punto es también el que llevó en 1999 a Inés López y Teresa Fernández a montar Consumo Cuidado, una tienda de alimentación ecológica y comercio justo en Granada. “Comenzamos con lo que nos dio Fondo de Solidaridad para pagar a proveedores y el alquiler, pero lo justo para arrancar”. Inés yTeresa acaban de terminar sus estudios universitarios y buscaban algo con lo que sentirse identificadas. “Ni nos planteamos ir a un banco convencional porque no teníamos nada, además con el paso del tiempo hemos encontrado el valor añadido de que aquí, el dinero nos lo dejaron personas que entienden y se interesan por tu proyecto”. Después de 13 años y con otra crisis a la que sortear estas dos mujeres saben que “hay otra manera de hacer las cosas, una forma de vida diferente”.

@angeleshuertas

Fuente: eldiario (edición Andalucía)

Anuncios

La banca ética crece un 60% en ahorro y un 20% en préstamos durante 2012.

La banca ética ha incrementado durante 2012 un 60 por ciento el ahorro de sus usuarios y un 20 los préstamos concedidos en España, unas cifras que suponen “una clara alternativa a los datos negativos” que ha registrado en el mismo periodo la banca convencional.

Lo ha revelado este jueves en rueda de prensa el representante de la entidad Financiación Ética y Solidaria (Fets) Xavi Teis, a la luz del Barómetro Estatal de la Banca Ética 2012, en el marco de la presentación de la XIV Fiesta del Comercio Justo y Banca Ética, que se celebrará en 30 municipios catalanes el 11 de mayo, coincidiendo con el Día Mundial del Comercio Justo.

Además de incrementar el ahorro y los préstamos, la banca ética ha doblado sus usuarios en 2012, hasta superar los 100.000, lo que demuestra que “cada vez son más las personas que quieren saber el destino de su dinero y optan por fomentar una economía sostenible”, ha explicado Teis.

Con la banca ética las personas también se aseguran que su dinero revierte en ámbitos sociales“, ha añadido Teis, que ha recordado que este sector todavía no concede préstamos personales ni de consumo, y se centra en facilitar el crédito a entidades y proyectos sin ánimo de lucro.

El balance anual también destaca que la morosidad de la banca ética era de un 3,3 por ciento a finales de 2012, mientras que en la banca convencional la cifra ascendía al 10,5: “Cuando pones a las personas en el centro de tus acciones es evidente que todo funciona mejor y la respuesta es positiva“, ha dicho Teis.

También ha admitido que la cuota de mercado de la banca ética todavía es muy pequeña, aunque “lo que de verdad importa es el valor cualitativo que hay con esta opción económica y no el cuantitativo“.

CENTRARSE EN LAS PERSONAS

La representante de Setem-Cataluña, Anna Fernández, ha recordado la importancia de la banca ética y del comercio justo para “construir una sociedad que sitúe a las personas por delante del lucro económico”.

Ha cifrado en 5.500 millones las ventas mundiales que lleva a cabo el comercio justo cada año, lo que permite beneficiar a más de 2,5 millones de productores: “Cada vez somos más los que queremos hacer realidad el cambio que necesita la sociedad actual”.

La portavoz de la Cooperativa de producción de azúcar, Ada Zarate, ha recordado que tras un producto de comercio justo hay un “engranaje de productores comprometidos con su labor“, y ha animado a la sociedad a participar en este sector económico alternativo y sostenible.

PENSAR EN LA PRODUCCIÓN

El director de Relaciones Institucionales y Cooperación del Ayuntamiento de Barcelona, Joaquin Llimona, ha instado a los ciudadanos a “pensar como se ha producido un producto antes de comprarlo”, y ha situado el sector del comercio justo como una gran apuesta del consistorio de la capital catalana.

El comercio es el primer instrumento de desarrollo de un país“, ha recordado Llimona, que ha destacado que la compra de productos de comercio justo permite beneficiar a millones de personas en más de 70 países en vías de desarrollo.

Fuente: Europa Press

Nuestros números y nuestros desafíos.

Por quinto año consecutivo y en este contexto de crisis económico-financiera, hemos cerrado 20112 con un volumen positivo. No ha sido fácil pero es muy significativo y describe brevemente la capacidad de nuestro banco, basado enteramente en los principios lode las finanzas éticas, para dar respuestas concretas a la economía real en un período de contracción del crédito que va en aumento.

En el año que acaba de terminar, el capital social ha alcanzado los 42.790.00 millones de Euros, un aumento del 22% respecto a 2011. Los depósitos de ahorro han llegado a 730 millones de Euros, un 8% mas respecto a 2011. La financiación ha aumentado, especialmente la proporcionada por Banca Popolare Ética a las familias y empresas sociales, los préstamos aprobados ascendieron a 761 millones de Euros ( 8,04% mas que en 2011), de los cuales se utilizaron 546 millones de Euros (13,58% mas que en 2011).

El último informe de la Asociación de Banca Italiana (ABI) indica que en 2012 el conjunto del sistema bancario italiano ha contratado préstamos para hogar y negocios de -2,4% respecto al 2011. El que se aporte y se soporte la economía real debe ser una fuente de satisfacción para todas las personas accionistas de la banca ética, de los empleados y de todos los clientes que han optado por utilizar sus ahorros para dar servicio a un nuevo modelo de desarrollo.

En 2013, el reto será mantener esta tendencia de crecimiento y para ello necesitamos mucha más gente que opte por utilizar las finanzas éticas y la Banca Ética.

Tú también puedes hacerlo abriendo una cuenta o un depósito en nuestra red de oficinas on-line, haciendo clic aquí.

O puede encontrar nuestras propuestas para todas sus necesidades bancarias de usted y su familia; la banca por Internet, cajeros automáticos con tarjetas de crédito y productos de ahorro. Y si usted es una organización o una empresa puede encontrar una amplia gama de soluciones que hemos diseñado para usted.

Nuestros oficinistas y banqueros ambulantes están a su disposición para decirle las diferentes posibilidades que ofrece la Banca Ética. Para saber dónde estamos y contacte con nosotros aquí.

Elija un medio económico diferente para participar en un proyecto de democracia económica. Con nosotros cada miembro cuenta, porque tenemos ese principio, de un un voto.

Para hacerse socio contacte con el Grupo de Iniciativa Territorial en su comunidad. El cambio se está haciendo en su localidad y ya hay cientos de personas que trabajan juntos para hacer realidad este sueño.

Fuente: Blog de Banca Popolare Ética.

Los ahorradores se organizan de espaldas a la banca en Gran Bretaña.

D-Day Monday Feb 15 1971 / brizzle born and bred

Las críticas a la banca y a sus malas prácticas durante los últimos años se han convertido en una conversación casi tan habitual como la de comentar el tiempo con el vecino mientras se coincide en el ascensor. Pero hay gente que, harta de la crítica, está dando un paso más y se está organizando para evitar que los bancos tengan ese poder casi divino que parece que se les ha otorgado. Ejemplos de esta acción ciudadana se pueden encontrar a lo largo de todo el planeta y no necesariamente en los países o comunidades más pobres. Como destacaba hace unas semanas el diario británico The Guardian, el fenómeno es todo un boom en Gran Bretaña, gracias a las cooperativas de crédito.

La idea consiste en agruparse con otros ahorradores para organizar un sistema de préstamos con el fin de asegurarse de que el destino de sus finanzas es fomentar la economía real. Pero sobre todo se evita que ese dinero vaya a la economía de casino que se ha instaurado en el sistema financiero mundial. Se impide que en pocos minutos las cuantías depositadas en una cuenta bancaria acaben en un paraíso fiscal, sirvan para apostar contra la deuda de algún país, con el consecuente perjuicio para los ciudadanos de éste, o simplemente se destinen a descorchar lujosas botellas de champán para celebrar algún negocio exitoso.

Frente a ello, el dinero depositado en una cuenta en una cooperativa de crédito se presta a otros titulares de cuentas de esa misma cooperativa. La relación no se establece de cliente a entidad sino entre miembros de una comunidad. Unos reciben el crédito que necesitan, y que en estos momentos la banca tradicional se niega a conceder, y otros reciben unos intereses ganados limpiamente y sin negocios complicados. Como explica The Guardian, en las cooperativas de crédito no hay accionistas que exigen más beneficios, ni préstamos dudosos, ni tarjetas de crédito. Tampoco hay directores generales multimillonarios con escandalosos bonus a final de año. Su sistema de organización se establece a través de personal voluntario que se organiza en comités, pero también cuentan con personal contratado para llevar la gestión diaria. “Son estos contratados los que se encargan de verificar el historial de crédito de las personas que solicitan un préstamo y quienes deciden directamente si se concede o no cuando son de pequeña cuantía”, explica Gren Bingham, el director de la London Community Credit Union. Para aquellas solicitudes de una cuantía mayor, la demanda pasa a un “comité de crédito, formado por miembros elegidos por la asamblea general”.

Según los datos manejados por The Guardian, en Reino Unido más de 500.000 personas se han sumado a esta modalidad de préstamos en este año, y más de 1,5 millones lo utilizan desde 2009. El motivo por el que tanta gente se acerca a esta nueva fórmula financiera se basa en la transparencia y la facilidad del sistema que propone. No hay créditos desorbitados, sino ayudas para financiar gastos reales. La regla general, según explica Bingham, es que se puede pedir prestado hasta tres veces el saldo que se tiene en la cuenta de ahorro. “Aunque es muy complicado dar una cifra media de lo que se presta. Yo diría que lo normal está en un máximo de 7.500 libras esterlinas (9.254 euros), aunque se pueden hacer excepciones en función del comportamiento de ese usuario en préstamos anteriores”, explica el director de London Community Credit Union.

Una de las particularidades de las cooperativas que están surgiendo en Gran Bretaña es que todos sus miembros viven relativamente cerca. Su filosofía es que el dinero se mantenga entre los miembros de la comunidad y repercuta en el área donde viven. De esta forma, se ayuda a un comerciante a abrir un nuevo negocio, o a alguien a remodelar su casa, etc. El circuito del dinero se reduce y sus propietarios pueden obtener doble beneficio, el de los intereses que consiguen a cambio de prestarlo y el de los resultados efectivos que esa inyección económica produce en sus barrios.

Es habitual que este tipo de organizaciones realicen jornadas de puertas abiertas en algún local de la comunidad para contar a todo el mundo lo que están haciendo y los beneficios de esta modalidad de inversión. Se diferencian de otros movimientos ciudadanos como Occupy Wall Street o el 15-M español en que no levantan ninguna bandera reivindicativa, ni corean ninguna crítica. Simplemente apuestan por contar pacíficamente lo que consideran una beneficiosa fórmula de gestión financiera.

Este incremento de la auto-organización por parte de los ahorradores está poniendo nerviosos tanto a los políticos como los banqueros. Unos porque temen perder la legitimidad, los otros porque ven cómo se les escapa el negocio. Y es que, aunque parezca complicado, el dinero que se mueve en este tipo de instituciones tiene “las mismas garantías que el resto de entidades financieras del país”, según asegura Bingham. “Estamos bajo la cobertura del Financial Services Compensation Scheme (FSCS). Un sistema que asegura el 100% de los depósitos en una institución financiera hasta las 85.000 libras esterlinas (105.000 euros)”, explica. Esto vendría a ser algo parecido al Fondo de Garantía de Depósitos español, que asegura hasta 100.000 euros las cantidades depositadas en las entidades financieras.

Mientras los políticos debaten qué hacer, los banqueros ya están reaccionando. La publicidad de las grandes corporaciones financieras se ha propuesto como objetivo recuperar la credibilidad perdida. Los anuncios en Reino Unido están salpicados de palabras como “responsable”, “inversión” o “local”, e insisten en transmitir el mensaje de “le estamos escuchando”. ¿Tal vez antes no lo hacían? ¿o es que ahora no les queda más remedio? Una encuesta realizada por la consultora YouGov asegura que el 79% de los británicos no cree que la banca se preocupe de los clientes.

Pilar Blázquez  es Responsable de estudios, Comunitae.com

Fuente: The Huffington Post

Los bancos “demasiado grandes para quebrar” frente a los bancos sostenibles: ¿quién sostiene la economía real?

https://i0.wp.com/www.gabv.org/wp-content/themes/GABV-v1.1.2/images/global-alliance-for-banking-on-values-logo.gif

La Alianza Global por una Banca con Valores es una red independiente que reúne a 20 de los principales bancos de explotación sostenible en todo el mundo, y nos adherimos a la red. Hoy en Berlín GABV presenta un estudio que compara el desempeño económico de algunos de los principales sistemas de internacional de los bancos (los bancos denominados “demasiado grandes para quebrar”) con los de un grupo de bancos que operar sostenible en diferentes países.

El resultado es impresionante y nos hace comprender la especificidad y el papel de las finanzas éticas: en proporción a sus balances, los bancos asignar financiación sostenible de la economía real, casi el doble en comparación con los bancos “demasiado grandes para quebrar”.

El informe, que analiza el desempeño de los bancos en la última década (2002-2011), muestra que los principales grandes bancos prestan menos, atraen menos depósitos y tienen una base de capital de los bancos más débiles que sostenible.

Por el contrario, los bancos internacionales sostenibles invertir más, están volando a las organizaciones encargadas de la asistencia social y ambiental de la economía real, proporcionan un rendimiento estable y tener un modelo de negocio es más robusto y duradero.

Yo siempre digo, los números no lo son todo, pero creemos que este estudio dará mayor fuerza y ​​credibilidad a los modelos de financiación sostenible. Creemos que los reguladores internacionales tienen un tema interesante que inspiró si quieren hacer que el sistema bancario internacional más resistente y la economía real.

Los bancos “demasiado grandes para quebrar”, que ahora dominan el sistema financiero, la concesión de préstamos relativamente pocos a la economía real y tienen posiciones de capital relativamente bajos. Una financiación inspirados en el bien común en lugar, que ve los beneficios como un medio y no un fin, que es realmente capaz de dirigir recursos económicos a los mejores proyectos económicos.

Para Italia, los datos muestran que el horizonte de las finanzas sostenibles y Banca Ética en particular es mucho más positiva que las expectativas del mercado bancario italiano. Nuestro reto es involucrar a más personas y organizaciones en nuestro proyecto, para fortalecernos en el balance de situación y seguir desarrollando nuestro modelo de territorios de servicio participativos y cooperativos.

Los datos principales de investigación

Préstamos / Activos totales

  • Los bancos demasiado grandes para quebrar el 40,7%
  • Bancos Sostenibles 72,4%

Depósitos / Total Activo

  • Los bancos demasiado grandes para caer un 42%
  • Bancos Sostenibles 72,5%

Patrimonio / Activos

  • Los bancos demasiado grandes para caer un 5,3%
  • Bancos Sostenibles 7,5%

Tier 1 Capital / Activos en Riesgo Wighted

  • Los bancos demasiado grandes para caer al 10%
  • Bancos Sostenible 12,2%

Rentabilidad sobre el Patrimonio

  • Los bancos demasiado grandes para caer un 10,8%
  • Bancos Sostenibles 9,7%

El estudio de GABV también destaca las diferencias significativas en las tasas anuales de crecimiento registradas por los dos grupos de bancos:

Préstamos

  • Los bancos demasiado grandes para quebrar: 7,8%
  • Bancos sostenible y éticos: 19,7%

Depósitos

  • Los bancos demasiado grandes para quebrar: 10%
  • Bancos sostenible y éticos: 19,6%

Bienes

  • Los bancos demasiado grandes para quebrar: 10,4%
  • Los bancos éticos y sostenibles: 19%

Equidad

  • Los bancos demasiado grandes para quebrar: 11,5%
  • Bancos sostenible y éticos: 20,1%

Ingreso Total

  • Los bancos demasiado grandes para quebrar: 6,9%
  • Bancos sostenible y éticos: 16,6%

Descárguate el informe completo en inglés.pdf

Fuente: Blog Banca Popolare Ética.

“Exiten alternativas en Andalucía a la banca especulativa”.

Coincidiendo con la reunión del Banco Central Europeo que se celebra en Barcelona, la asociación Fiare-Sur, lanza una propuesta alternativa de banca ética. 

Para este colectivo, la unión de las finanzas con el compromiso social además de ser posible es necesaria, porque consigue evitar situaciones de crisis como la actual. Beatriz Oliver, voluntaria e integrante del Grupo Local Fiare de Granada, insiste en que la fórmula está en regular las finanzas con criterios éticos.

Fiare se presenta como un proyecto que lleva varios años instalado en España. Se define como un modelo de banca cívica de absoluta garantía para los que participan en él ya que actúa con el respaldo de los bancos centrales a pesar de que su funcionamiento es distinto.

Este banco ético ofrece plazos fijos de ahorro como cualquier otra entidad, pero garantizando que ese dinero va a financiar proyectos de cooperación, de inclusión social o de calidad de vida.

Beatriz Oliver recuerda además que el trabajo de su grupo está vinculado al territorio donde actúa ya que las personas y entidades de cada lugar son las que llevan a cabo el proyecto.

Fuente: EMAR TV.

Banca Ética versus Banca Tradicional.

Enter your PIN de Sebastiano Pitruzzello (aka gorillaradio).

La Banca Ética y la Banca Tradicional comparten similitudes y al mismo tiempo diferencias. ¿Qué aspectos tienen en común? y ¿En qué aspectos difieren?

Los bancos éticos no difieren, en su estructura ni en su funcionamiento, con los bancos tradicionales. La diferencia está en el uso del dinero, es decir, dónde se invierte – y dónde no se invierte- el dinero de los ahorradores. La Banca Tradicional, que busca el máximo beneficio económico, invierte dónde dé máxima rentabilidad. La Banca Ética, que busca compatibilizar el beneficio social con el económico, desde el compromiso ético, realiza inversiones ateniendo a unos criterios éticos- recordemos criterios éticos positivos frente a criterios éticos negativos-. El dinero depositado en los bancos éticos “reporta al inversor unos beneficios económicos en forma de intereses, al tiempo que genera unos beneficios sociales al impulsar proyectos que, de otra forma, no tendrían posibilidades de salir adelante.” El ahorrador puede conocer dónde está invertido sus ahorros y puede decidir dónde quiere invertirlos.

La Banca Ética, al igual que la Banca Tradicional, cobra intereses por sus préstamos y paga intereses a quienes depositan en ellos su dinero. El interés suele ser ligeramente inferior al que se obtiene en la Banca Tradicional. Igualmente, los beneficios de la Banca Ética son menores que los beneficios de la Banca Tradicional, al no invertir en los sectores más lucrativos. Algunos bancos éticos ofrecen la opción de decidir sobre la tasa de interés, es decir, decidir si el ahorrador renuncia o no a una parte de los intereses que le corresponde recibir.

El volumen de negocio es otro factor diferenciador entre la Banca Ética y la Banca Tradicional. El volumen de la Banca Tradicional es incuestionablemente superior al de la Banca Ética. La Banca Ética tiene poca “presencia física”, en la mayoría de los países donde está implantada, a diferencia de la Banca Tradicional, que tiene una amplia red de sucursales bancarias y de cajeros automáticos. La Banca Ética ha optado mayoritariamente por la banca telefónica, la banca por Internet o la banca electrónica.

Fuente: Comentarios De Mis Libros Favoritos.