• FONDESVA.

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para Emprendimiento Social en Valladolid (FONDESVA) financiado por el Ayuntamiento de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • Fondo de Emprendimiento Social

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para el Emprendimiento Social financiado por la Diputación Provincial de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • De que hablamos

  • Contacto:

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 109 seguidores

  • Anuncios

La economía solidaria se organiza para transformar el Mercado

Las representantes de las diferentes entidades posan después de firmar el acuerdo.

El viernes 14 de febrero se ha constituido en Zaragoza la Asociación de Redes de Mercado Social, que aglutina a las redes y entidades más representativas de la economía solidaria y consumo responsable del estado.

Tras varios años de reflexión, debate, conocimiento mutuo y colaboración entre entidades que trabajan por el consumo responsable y la economía solidaria en el estado, el pasado viernes 14 de febrero se constituyó formalmente la Asociación de Redes de Mercado Social de ámbito estatal, como primer paso hacia la constitución de una Cooperativa de Servicios del Mercado Social.

Las entidades promotoras constituyentes de esta Asociación son REAS Red de Redes, Coop57 (Servicios financieros éticos y solidarios), Fundación Fiare (Banca ética), Seguro ético y solidario CAES, Som Energia (cooperativa de energías renovables), Centro de Información e Investigación en Consumo (editores de la revista Opciones), Ecologistas en Acción (300 grupos ecologistas confederados), Diagonal (periódico quincenal de actualidad crítica) y los mercados sociales de cuatro territorios representados por Aragón, Euskadi, Navarra y Madrid. Entre todas estas organizaciones suman más de 50.000 personas socias, 10.000 trabajadoras contratadas y más de 1.500 entidades organizadas alrededor de la economía solidaria.

Susana Ortega, del Mercado Social de Aragón destaca de esta iniciativa que “se pretende crear espacios de coordinación y cooperación entre redes y entidades que fomenten una producción y un consumo justo, ecológico, inclusivo, social y solidario y promover los instrumentos necesarios para desarrollar mercados sociales que pongan en el centro de las relaciones económicas a las personas y que fomenten prácticas más justas y democráticas, comprometidas con el entorno y basadas en la satisfacción de necesidades reales.”

Por su parte Fernando Sabín del Mercado Social de Madrid apunta a que “los diferentes mercados sociales conectados en la Asociación funcionan como una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios” y añadea que “está constituida por empresas y entidades de la economía social y solidaria junto a consumidores y consumidoras, individuales y colectivos.”

Son varias las herramientas que ya están en marcha de cara al desarrollo de la Asociación de Redes de Mercado Social, herramientas como la certificación participativa, monedas complementarias, lugares de encuentro entre consumidores y empresas, además de puntos de distribución y logística alternativos. “Con estas herramientas queremos entre todas, ayudar a crear nuevas empresas, productos o ramas de actividad donde ahora mismo la economía solidaria no se haya presente, con el objetivo de cubrir una parte significativa de nuestras necesidades desconectando de la economía capitalista tanto como sea posible”, explica Clara Soler de Fiare.

El Mercado Social se centralizará en el portal konsumoresponsable.coop, “como espacio de referencia que aúna información, formación, denuncia y un catálogo con productos y servicios de economía solidaria de ámbito estatal y territorial donde próximamente podrá visualizarse de una manera integrada una amplia y diversa oferta de productos y servicios que hagan más accesible y sencillo ejercer desde las empresas, la administración pública o la ciudadanía un consumo responsable y diferenciado en valores y principios al de la economía capitalista”, detalla Leire Álvarez de REAS Euskadi.

Para ampliar información: www.mercadosocial.net

Fuente: Economía solidaria

Anuncios

El Ayuntamiento de Pamplona y la Asociación REAS impulsarán la creación de una cooperativa de crédito de Banca Ética

La concejala delegada de Bienestar Social e Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona, Ana Lezcano, y la presidenta de la Asociación Reas Navarra, Idoya Gárate, han firmado un convenio de colaboración para impulsar la banca ética ‘Fiaré’ entre los ciudadanos. Esta iniciativa financiera pretende fomentar el desarrollo económico de la sociedad mediante la creación de una cooperativa de crédito de Banca Ética.

Durante 2013, el Ayuntamiento subvencionará con 6.000 euros los gastos de personal y material del proyecto de banca ética ‘Fiare’, según ha informado el Consistorio pamplonés, que ha indicado que la asociación REAS Navarra se encargará de realizar charlas sobre la iniciativa a entidades sociales, culturales y educativas, públicas y privadas.

Asimismo, se encargará de llevar a cabo un programa de difusión y promoción, coordinación, seguimiento y realización de contenidos, artículos y notas de prensa para los medios de comunicación, así como actualizar la información sobre el proceso de creación de la banca ética ‘Fiare’. REAS Navarra será la responsable de la dirección, gestión y organización de todas las actividades que promueva.

Actualmente forman parte del proyecto 337 entidades del Estado español. Desde el año 2011 el Ayuntamiento de Pamplona colabora con REAS en la difusión de este proyecto.

Según recoge el convenio, la actividad financiera es pieza fundamental para el desarrollo de la ciudadanía. Este desarrollo no siempre se produce en términos de equilibrio social, justicia y equidad. Por ello, en la última época han surgido instituciones financieras de banca ética de base cooperativa o fundacional, cuyo objetivo es la financiación de la economía social y solidaria.

En este sentido la Asociación REAS Navarra – Red de Economía Alternativa y Solidaria busca crear y asegurar un sistema estatal de banca ética, que se convierta en una alternativa que la ciudadanía pueda escoger.

Fuente: Noticias de Navarra

Banca ética de Granada: 17 años dando crédito sin intereses.

Teresa Fernández e Inés López, fundadoras de Consumo Cuidado.

La banca no siempre es mala, o al menos no lo es cuando los que están detrás de ella piensan en los demás. Esta es la filosofía que desde hace treinta años funciona en el Fondo de Solidaridad, Paz y Esperanza de Granada. Lo que comenzó siendo un fondo de asistencial para ayudar a los vecinos del municipio granadino de Loja, se ha convertido hoy en el bote salvavidas que cada año recata de morir ahogados entre papeles y desilusiones a decenas de familias.

Pilar Gómez Capilla, presidenta del Fondo y presente entre sus filas desde los comienzos, relata como la crisis de mediados de los 80 hizo que diferentes colectivos decidieran entregar dinero para ayudar a sus vecinos. “Se pagaba la luz, el agua, se compraba comida…” La historia siguió creciendo, y en 1996 la Fundación decidió dar un paso más y crear los depósitos. “Ahora los socios ponemos una cuota que va desde los 10 euros al mes, y además están los depósitos individuales que no superan nunca los 12.000 euros”. Esto significa que hay personas que entregan su dinero para que otros puedan montar sus negocios o pagar sus deudas. “Les prestamos el dinero, pero sin intereses”, explica Pilar.

Así pues, la banca ética, tan de moda estos días, no es nueva. En Granada un grupo de personas con ganas de ayudar ya ejercían de ‘banqueros buenos’ hace 17 años “sabiendo perfectamente”, apostilla su presidenta, “que muchos pequeños formamos un grande”. De este modo, el Fondo de Solidaridad tiene actualmente 250 socios y 88 depositantes. Personas que entregan su dinero a este banco ético con la única condición de que para recuperarlo deben avisar con un tiempo prudencial para que la banca pueda maniobrar. “Por ese motivo sólo aceptamos un máximo de 12.000 euros, para que si alguien retira el dinero no quedarnos sin colchón”, argumenta Gómez.

La idea, además, funciona: El año pasado prestaron 99.000 euros para 29 proyectos, 3 de ellos asistenciales (a fondo perdido para ayudas puntuales como sacarse el carné de conducir o formarse en un determinado campo para montar un negocio).

Lo que sí ha cambiado, apostilla Pilar, es el perfil de las personas que reclaman su ayuda. “Nunca damos más de 6.000 euros a devolver en tres años sin ningún tipo de interés, pero antes solían venir personas sin red social, como inmigrantes que necesitaban ayuda para salir del pozo. Ahora ayudamos a la gente a que no caiga en el pozo. La media social que acude a nosotros es más alta, personas que ya tienen su pequeño negocio y a las que las deudas los están ahogando”. Las ayudas han llegado en estos treinta años a negocios tan variados como pizzerías, kioscos, tiendas ecológicas o empresas de reciclaje. Todo lo que sea viable y no financia el banco de las grandes campañas.

Exigir derechos

La gente también se ha vuelto más solidaria con esta crisis. “En 2008 teníamos 42 depositantes y hoy tenemos el doble”. Y es que, “si no nos ayudamos entre nosotros no salimos de esta”, apostilla la presidenta de Fondo de Solidaridad. “Pero, no podemos quedarnos en las cooperativas, hay que salir a exigir Derechos”. Por eso este fondo sigue buscando alternativas y forma parte, entre otros colectivos, de la Banca Ética Fiare-Sur y de Reas (Red de redes de economías alternativas y solidarias).

Esta filosofía es la que también mueve a Mariana Moncayo, miembro de Traper@s de Emaús y cuyo nacimiento vino de la mano del Fondo de Solidaridad de Granada hace ya 15 años. “Se trata de humanidad, mirar a tu banquero a la cara y que te escuche. Esto no hubiera sido posible sin la ayuda de la llamada banca ética”. Traper@s tiene como objetivo la inserción de personas en exclusión y como medio para lograr esto se dedican al reciclaje de todo tipo de enseres.

La crisis también ha golpeado a este sector, y aunque hace unos años llegaron a tener 15 personas contratadas ahora son algunas menos. “Comenzamos con dos contratos gracias a la ayuda del Fondo y consideramos que este es el camino”. Marina confía ciegamente en los proyectos en colectivo, “debemos creer los unos en los otros, de otra forma el resultado es lo que estamos padeciendo, nos han hecho pensar que estamos solos, pero seguimos estando, aún no nos han vencido“. Con esta fuerza, Moncayo quiere animar a los jóvenes a luchar “y no marcharse fuera porque organizados hay espacio donde poder hacer cosas juntos”.

Este punto es también el que llevó en 1999 a Inés López y Teresa Fernández a montar Consumo Cuidado, una tienda de alimentación ecológica y comercio justo en Granada. “Comenzamos con lo que nos dio Fondo de Solidaridad para pagar a proveedores y el alquiler, pero lo justo para arrancar”. Inés yTeresa acaban de terminar sus estudios universitarios y buscaban algo con lo que sentirse identificadas. “Ni nos planteamos ir a un banco convencional porque no teníamos nada, además con el paso del tiempo hemos encontrado el valor añadido de que aquí, el dinero nos lo dejaron personas que entienden y se interesan por tu proyecto”. Después de 13 años y con otra crisis a la que sortear estas dos mujeres saben que “hay otra manera de hacer las cosas, una forma de vida diferente”.

@angeleshuertas

Fuente: eldiario (edición Andalucía)

Consolidando la intercooperación.

El Mercado Social va ampliando su territorio de implantación y las redes que la forman a nivel estatal. Esta vez ha sido en la ciudad de Madrid, donde el fin de semana del 1-2 de junio se celebró la I Feria de Economía Solidaria en la capital. En esta ocasión los fastos fueron de gala para utilizar un espacio emblemático de la ciudad, como es el Matadero, donde más de 131 empresas y organizaciones de la economía social y solidaria exhibieron su trabajo durante dos días.

La motivación principal de la Feria era abrir al gran público otra forma de hacer economía. Desde principios del año pasado, la propia red de Mercado Social de Madrid, donde está presente FIARE, ha ido funcionando en el día a dia y bajo distintos formatos. Sin embargo en esta ocasión se quería mostrar la presencia tan amplia de posibilidades de servicios y sobre todo invitar a la ciudadanía a visualizar las diferentes alternativas para sumarse el cambio.

 

La propuesta de Mercado Social responde a la necesidad de reforzar los lazos en el propio sector para ampliar el propio consumo interno y cerrar el circuito de servicios entre las personas productoras, ahorradoras, distribuidoras y consumidoras.

 

Para esta ocasión la propia Red de Economía Solidaria de la capital había pedido a Fiare la posibilidad de abrir una Libreta Redes donde los intereses fueran destinados al Mercado Social.  La libreta Redes es un producto de ahorro, que permite destinar los intereses del ahorro a alguna de las entidades que forman parte del convenio. La Feria fue una buena ocasión para lanzar la nueva Libreta, y por lo tanto la ciudadanía a partir de entonces, tiene la posibilidad de colaborar en el desarrollo del Mercado Social, no sólo siendo consumidora o/y productora sino también donando los intereses de su depósito de ahorro..

 

Para más información sobre la Feria consultar aquí.

Fuente: Fiare

¡Vamos a la Feria!

Tic, Tac, Tic, Tac. Sólo falta un día para ponernos de Feria. El Mercado Social de Madrid se quiere presentar en sociedad y lo quiere hacer a lo grande, por eso organiza la primera Feria de la economía solidaria y Alternativa de Madrid.

Durante dos días, el 1 y 2 de junio, podrás acercarte a El Matadero, en el barrio de Legazpi, y conocer a más de cien entidades de la economía solidaria y alternativa de Madrid que tendrán expositor en la Feria. Desde las 11 hasta las 21h, podrás dialogar con entidades, ponerles cara, conocer cuáles son sus principios éticos de producción y enredarte en el Mercado. También tendrás la posibilidad de comprar con la moneda social del Mercado Social (el boniato) los productos y servicios de las distintas entidades. Comprobarás en tus carnes cómo muchas de tus necesidades (alimenticias, de ocio, de ahorro y financiación y profesionales, entre otras) pueden satisfacerse en una red de intercambio al servicio de las personas y no del capital.

Si vienes, podrás participar en diversos talleres: usos de las monedas complementarias, certificación y balance social, consumo responsable, cooperativismo y economía colaborativa en centros sociales y el bioempresariado. Habrá documentales, alguna sorpresa musical, representaciones teatrales y mesas redondas para debatir sobre la estafa global en la que estamos instalada y cómo salimos.

No es que queramos hacernos un hueco en el mercado, lo que queremos es transformar la economía y transformarnos a nosotras. Y queremos contarte como lo estamos haciendo ya. Por eso con esta Feria abrimos un espacio de intercambio y reflexión en torno a la economía mediante distintas actividades para todos los públicos, también para niñas y niños.

Que otra economía es necesaria ya lo sabemos, ¿Pero sabías que es posible? Empresas consolidadas del sector cooperativo madrileño de REAS (Red de Economía Solidaria y Alternativa) dieron el pistoletazo de salida en el 2009 para crear esta red de intercambio de productos y servicios en la comunidad, el Mercado Social. Desde entonces se han ido sumando otros proyectos nuevos de emprendimiento social. También consumidoras que no quieren comprar en las grandes cadenas y ahorradores e inversores éticos que quieren que su dinero no esté custodiado por la banca tradicional. Con la organización de la Feria más entidades se han ido acercando. Y eso hay que celebrarlo.

#YoVoyALaFeria de economía solidaria de Madrid

“AL NEOLIBERALISMO SE LE COMBATE CON LA PRAXIS”

De izq a derch. Javier Victoria, Carlos Askunze, Antoni Comín, Peru Sasia, Cristina De La Cruz.

Hay espacios para la economía alternativa y solidaria. En Bilbo se debatió, de la mano de REAS Euskadi y de la Universidad de Deusto, sobre la democracia económica. se vio la necesidad de romper con el gran circulo de poder que nos atenaza, el neoliberalismo, para mejorar nuestra vida.

La Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS Euskadi) organizó un debate sobre las alternativas al capitalismo. Tomó como excusa el libro publicado por Icaria hace ya un tiempo, «Democracia Económica. Hacia una alternativa al capitalismo». Uno de sus autores, el profesor de Filosofía de Esade, Antoni Comín i Oliveres, participó en el encuentro. Igual que en el libro, aparecieron diferentes maneras de desarrollar procesos económicos de una forma más amable y eficaz frente al capitalismo más feroz que en estos últimos años ha recobrado un protagonismo especial entre nosotros para desgarrarnos en nuestro interior, pero también en la forma práctica. Porque, en realidad, estamos viendo que a la vez que se agranda la desigualdad social, se disparan los índices de pobreza, se alcanzan niveles de paro desconocidos en las dos últimas décadas y los beneficios económicos empresariales son muy elevados. Unos pocos tienen mucho y, por el contrario, muchos tienen muy poco.

Entre los ejemplos que aparecen en el libro y que formaron parte del debate -«como embriones del sistema alternativo», puntualizó Javier Vitoria, del Centro Cristianisme i Justicie e introductor del debate- se encuentran la banca ética, como explicó Peru Sasia, director del proyecto Fiare, o las apelaciones continuas al cooperativismo como un sistema más «democrático» de desarrollar la actividad económica. Según Comín i Oliveres, es una referencia alternativa de primer orden en Estados Unidos. Carlos Askunze citó una iniciativa que REAS está poniendo en marcha como es el «mercado social», que se resume en generar una cadena de producción, comercialización y consumo en la que esté toda la oferta de servicios de la economía solidaria en sentido amplio.

Comín i Oliveres, que también fue diputado socialista catalán hasta el 2010, defendió la idea del «socialismo de mercado» porque «una economía sin mercado es una economía sin futuro». A su juicio, la clave se encuentra en «cómo conseguir crear economía de mercado pero sin capitalismo. Es decir, sería la economía social, la primera oportunidad de desarrollo». Antoni Comín i Oliveres atribuyó a la sociedad civil organizada la responsabilidad de provocar «la transformación», y añadió que «sin suprimir el mercado, debemos cambiarlo desde dentro a modo de infiltración».

Atrapados por Morfeo

La realidad demuestra, sin embargo, que para terminar con el «capitalismo que mata», como lo calificó Carlos Askunze, no se puede hacer desde dentro, porque sus raíces son muy profundas. Está demostrando en la práctica de la socialdemocracia europea que lo único que ha conseguido es que sus líderes hayan abrazado el ideal capitalista en todos sus extremos y han quedado prendados del sueño de Morfeo que les ha convertido en simples marionetas del neoliberalismo.

Lo que está ocurriendo en esta crisis económica es un ejemplo más, porque todos hemos podido comprobar que, una vez que dejan su hueco en la política o en los gobiernos, pasan a formar parte activa de los consejos de administración de grandes empresas multinacionales. Por lo tanto, desde dentro, nada o nada.

Por su parte, Peru Sasia advirtió de que iba a utilizar un tono de provocación. Así fue. Sentenció que «no hay alternativa al capitalismo» porque «no hay suficiente academia productiva; ni motivación entre quienes deberían gobernar el cambio; y, porque debería ser pilotado a nivel global».

Sin embargo, tras esa incisión en el corazón de muchos de los asistentes, la mayoría de ellos con sus ideas anticapitalistas, reconoció que el proyecto de banca ética Fiare también surgió antes de la crisis para ir sembrando otras maneras de hacer, de actuar y de desarrollar el mundo de las finanzas. «Seguimos en ello, porque creemos que esa manera cooperativa de actuar nos identifica».

Cristina de la Cruz, del Centro de Ética Aplicada de la Universidad de Deusto, invitó a lograr «procesos participativos, de autogestión y de descentralización», porque «no podemos ser condescendientes con el sistema. Hay que enfatizar el enfoque anticapitalista. Al neoliberalismo no se le combate con ideología, sino con la praxis».Entretanto, Askunze remarcó que «sí hay alternativas al capitalismo» y llamó a construir, teniendo «en cuenta primero a las personas», y a que «en el centro de la democracia se sitúe la actividad política frente al poder económico, que la controla en este momento». Entre otras ideas, apuntó que «hay que cultivar la resistencia, la creatividad y la capacidad de ser felices».

Juanjo Basterra

FuenteGara

Banca ética: otro banco es posible.

¿Alguna vez te has preguntado qué hace el banco con tus ahorros? ¿En qué invierte tu dinero? ¿Qué tipo de empresas apoya? En pleno derrumbe financiero y en medio de una tremenda crisis de confianza en el sistema, una nueva forma de entender la economía se abre camino y ofrece una alternativa sólida a la especulación y a la competencia feroz. La banca ética invierte en economía real, y apoya proyectos comprometidos con la sociedad, la cultura y el medio ambiente.

Muchas personas se preocupan por tomar actitudes ecológicas, son solidarias y dedican parte de su tiempo a colaborar con ONGs y asociaciones ciudadanas. Mientras tanto, su dinero está en manos de bancos que invierten en empresas socialmente irresponsables y que favorecen el comercio de armas y la especulación inmobiliaria.

Las entidades financieras, por ejemplo, participan en el negocio armamentístico de diferentes formas: adquieren acciones, financian las exportaciones y conceden créditos y préstamos a las empresas de armamento. De este modo, los bancos no solo son cómplices, sino que sin su apoyo financiero el negocio de armas sería prácticamente inviable. La plataforma Banca Armada, formada por el Centro de Estudios por la Paz, Setem y el Observatorio de la Deuda en la Globalización, promueve acciones de sensibilización y denuncia y emite informes periódicos que identifican a los bancos que colaboran con la producción de armas.

decides a quién apoyas con tu dinero

Aunque no lo parezca, y más en estos tiempos, las palabras `banca´ y ética´ no son términos incompatibles. Un banco puede invertir el dinero de sus clientes en proyectos y empresas que respeten el medio ambiente, fomenten la dignidad laboral de sus trabajadores y mejoren la calidad de vida de las personas. Cuando, en lugar de a una compañía de fabricación de armas, un banco decide conceder un crédito a una empresa que comercializa productos ecológicos y da empleo a personas en riesgo de exclusión social, esta entidad hace una elección ética. Y este banco, al igual que las personas que depositan sus ahorros en él, está apostando por la paz, por la conservación del medio ambiente y por el respeto a las personas. Este banco está construyendo una sociedad distinta, quizá la sociedad con la que muchos de nosotros soñamos.

¡Quiero cambiarme a la banca ética!

Una de las entidades de banca ética más consolidadas en Europa es Triodos Bank, que nació en Holanda en los años 60 y opera en nuestro país desde 2004. Tiene oficinas en numerosas ciudades españolas y se pueden realizar todas las gestiones a través de Internet y por teléfono. La mayoría de sus cuentas ofrecen la posibilidad de donar todos o parte de los intereses a diferentes organizaciones sociales.

El proyecto Fiare va un poco más allá e incorpora principios de horizontalidad en su organización. Así, cada persona es un voto, y todo el mundo tiene el mismo peso en la toma de decisiones, sin importar la cantidad de dinero que haya invertido en el proyecto. De momento, Fiare aún no tiene ficha bancaria y funciona como cooperativa de crédito. Sin embargo, a partir del 2013, el grupo se integrará en Banca Popolare Ética para formar la primera cooperativa de banca ética internacional. Esto permitirá a la iniciativa funcionar como un banco más dentro de España, que tendrá oficinas en Bilbao, Barcelona y Madrid. También operará a través de Internet y ofrecerá los productos habituales: libretas, cuentas corrientes, tarjetas, domiciliaciones y concesión de créditos.

Proyectos financiados: medio ambiente, cultura e integración social

Nova Feina es una asociación valenciana que ofrece servicios de información, orientación laboral y acompañamiento en el empleo a personas en riesgo de exclusión social como mayores de 45 años, parados de larga duración y jóvenes. Fiare les ha concedido un préstamo para que puedan continuar con esta labor que, en estos momentos, es más necesaria que nunca. Otro grupo al que apoya Fiare es Iniciativas de Economía Alternativa y Solidaria (IDEAS), una cooperativa andaluza que promueve el comercio justo y desarrolla actividades de sensibilización en España.

Uno de los proyectos financiados recientemente por Triodos Bank es el Club Deportivo de Baloncesto en Silla de Ruedas de Bilbao, que cuenta con un equipo y una escuela de baloncesto que pretende introducir a niños con discapacidad física en el mundo del deporte. La entidad también apoya numerosos proyectos relacionados con el medio ambiente como por ejemplo Agrecoastur, que comercializa zumo de manzana de variedades asturianas, mermeladas, salsas, conservas, frutas y hortalizas de varios productores ecológicos.

La cultura también tiene cabida en el mundo de la banca ética. La asociación Dédalus Cine está formada por un grupo de profesionales del cine, el teatro, el periodismo y la publicidad que organiza el Festival de Cine de Albacete Abycina, la Muestra de Cine Mujer de Albacete, así como diversos programas para fomentar la cultura del cortometraje entre los más jóvenes.

La alternativa en época de crisis

En contraste con el actual desplome financiero, la banca ética aumentó un 54% sus depósitos a lo largo de 2011, según indica el barómetro realizado por la asociación Financiación Ética y Solidaria. “Empezamos en el 2001 diciendo que íbamos a montar una alternativa financiera”, explica Perú Sasia, director de Banca Ética Fiare, en una entrevista para REAS (Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria). “Entonces, nos preguntaban qué tenía de malo el sistema financiero vigente. Empezamos a construir otra cultura con la que estamos predicando otro enfoque distinto, pero la gente no quería ver lo que pasaba. Ahora resulta más fácil explicar eso en plena crisis, porque los bancos han sido sus protagonistas directos”.

En 2011, Triodos Bank duplicó sus clientes y obtuvo un beneficio neto más del 50% superior al del año anterior. “Nuestro éxito no es cuestión de suerte ni de fórmulas secretas”, explica Esteban Barroso, director general de Triodos Bank, en el último boletín de la entidad. “Se debe a nuestra propuesta de valor, basada en la financiación directa a empresas y proyectos de la economía real”. Y es que, actualmente, los bancos con valores son más rentables. Según el último informe emitido por la Alianza Global por una Banca con Valores, que compara los resultados obtenidos entre 2007 y 2010 por 17 bancos sostenibles con los de los bancos tradicionales más grandes del mundo, los primeros tienen una rentabilidad económica media de más del 0,50 %, mientras que en los grandes bancos el promedio es de un 0,33%.

La banca ética es cada vez más accesible y, además de ofrecer todos los servicios de la banca tradicional, garantiza la transparencia y la confianza a sus clientes. Y demuestra que, efectivamente, otra banca es posible.

Victoria González

Fuente: GEO.