• FONDESVA.

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para Emprendimiento Social en Valladolid (FONDESVA) financiado por el Ayuntamiento de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • Fondo de Emprendimiento Social

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para el Emprendimiento Social financiado por la Diputación Provincial de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • De que hablamos

  • Contacto:

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 110 seguidores

  • Anuncios

Los 6 principios de la banca sostenible

¿Un banco sostenible? ¿Pero eso existe? Sí, y de hecho hay más de uno. Algunos de ellos incluso han formado una red internacional, la Alianza Global para una Banca con Valores. Actualmente 25 entidades integran esta red mundial de bancos con valores, entre ellos, Triodos Bank. Su objetivo: servir de inspiracion a otras instituciones financieras y proponer acciones para contribuir a un sistema financiero más sostenible.

Se trata, por lo general, de entidades de pequeño o mediano tamaño que continúan obteniendo resultados positivos a pesar de las dificultades que atraviesa el sector financiero en gran parte del mundo. Instituciones financieras con historia, estructura y tamaños diversos, desde bancos comunitarios a cooperativas de crédito, bancos con presencia internacional o instituciones de microcréditos. La propia realidad de los países donde operan dibuja su función social: más inclusiva de personas con escasos recursos en Asia, Latinoamérica o África; más enfocada a sectores sostenibles y proyectos locales en América del Norte o Europa. Pero todos ellos comparten una base común: las personas están en el centro de la actividad financiera.

Por ello se han unido en este movimiento creciente de bancos con valores, desde la conviccion de que, desde el propio sistema financiero, cumpliendo con los mismos requisitos que exigen los reguladores bancarios a otras entidades y ofreciendo productos y servicios de calidad, es posible cambiar las cosas y seguir creciendo.

Pero ¿cómo reconocer si un banco es sostenible y no se trata de una estrategia de márketing? Para aportar un poco de luz la Alianza Global para una Banca con Valores ha definido 6 principios básicos de la banca sostenible, que están presentes en mayor o menor grado en todas las organizaciones de la red.

  1. El dinero no da la felicidad.
    Enfoque de triple resultado en sus modelos de negocio. La obtención de un beneficio razonable se reconoce como requisito esencial de la banca sostenible, pero no es un objetivo aislado ni, mucho menos, el principal. Los bancos sostenibles buscan compatibilizar el beneficio económico con el social y medioambiental. Se utilizan las finanzas para promover un cambio positivo.
  2. Es la economía real, estúpido.
    Sirviendo a la economía real y favoreciendo nuevos modelos de negocio. Los bancos sostenibles responden a las necesidades financieras de los sectores y las comunidades a las que se dirigen, dentro de los países y áreas geográficas en las que operan. Promueven el desarrollo sostenible a través de la financiación bancaria.
  3. Hoy te quiero más que ayer.
    Relaciones duraderas y valiosas con los clientes y un entendimiento directo de sus actividades económicas y de los riesgos que asumen. Los bancos sostenibles establecen relaciones sólidas con sus clientes. A la hora de conceder financiación, se implican de forma directa en la comprensión y en el análisis de sus actividades económicas.
  4. Hasta el infinito y más allá.
    Enfoque a largo plazo, solvencia y sostenibilidad. Los bancos sostenibles adoptan una perspectiva a largo plazo para asegurarse de que pueden mantener sus operaciones y resistir ante las perturbaciones externas. Aunque reconocen que nadie es totalmente inmune a las condiciones externas.
  5. Claro cristalino.
    Gobierno transparente e inclusivo
    . Los bancos sostenibles incorporan la transparencia como pilar fundamental en su actividad financiera, así como en sus modelos de gobierno y sistemas de reporte. Con enfoque inclusivo buscan mantener relaciones valiosas con sus comunidades, formadas por todos sus grupos de interés y no solamente por sus accionistas o equipos directivos.
  6. Te llevo en el corazón.
    Todos estos principios están incorporados en la cultura del banco. Los bancos sostenibles incorporan los principios anteriores en su actividad central. Dado que el proceso de implantación de estos valores requiere un esfuerzo intencionado por parte de las instituciones, desarrollan políticas de recursos humanos que reflejen este enfoque.

Otra forma de banca no sólo es posible sino que ya existe y funciona con éxito. Lo que demuestra que los valores y la búsqueda de la sostenibilidad en la banca no son un lastre para el crecimiento sino la única vía posible para mantenerlo a largo plazo.

Sonia Felipe Larios

Fuente: alterconsumismo

Anuncios

Fiare Banca Ética: más allá de la indignación, una propuesta de acción.

Así calificó su Presidente, Peru Sasia, la propuesta de Fiare este pasado jueves durante su intervención en el Seminario ÉTNOR de Ética Económica y empresarial, como una propuesta de acción más allá de la indignación “para una ciudadanía que ante la sensación de ahogo de no saber qué hacer pueda optar por un camino que merece la pena transitar”. Ésta es su razón de ser desde 2003, fecha de su nacimiento, un momento de máximo esplendor económico donde “la gente nos miraba como las vacas al tren”. Fiare no nace pues como respuesta a la crisis, sino como una “alternativa al paradigma del crecimiento continuo que iba a tener mala o discutible sostenibilidad desde una perspectiva de la justicia y de los Derechos Humanos. Un sistema puede ser sostenible económicamente y tremendamente injusto, simplemente tirando del sistema a los que sobran”, destacaba Sasia.

Desde sus inicios la construcción de Fiare ha estado marcada por un modelo específico que definen como una “red de seguridad organizacional”, una red de organizaciones que comparten esa mirada social de respeto a los Derechos Humanos, a la justicia, del derecho al crédito y sin ánimo de lucro. Una red densa de personas y organizaciones articuladas en torno a un proyecto en el que el interés económico no es prioritario. “La banca ética tiene el reto de ser económicamente sostenible, pero no tiene nada que ver con maximizar el beneficio económico. Atiende de una manera prioritaria el valor social de la actividad”.

Este proceso de constitución ha requerido que los dueños de Fiare, los socios, creyeran en ese proyecto para apoyarlo con sus fondos. Con un ejercicio que Sasia describe como de “arqueología social pura” han conseguido en 10 años contar hoy con 11 redes territoriales, “un tesoro” en todo el Estado, 400 organizaciones y unas 5.000 personas físicas socias con las que han recogido 35 millones de euros de ahorro y han prestado 30 millones de financiación. “Unos números que se podría decir son de “sucursal pequeña”, pero que para nosotros son un logro social al comprobar que cada vez más gente está apostando por este modelo”. “Si quieres formar parte del proyecto -anima Sasia- “deseconomiza” el problema”. “Se trata de quitar el valor del intercambio tasado, recuperar la donación, el altruismo, la solidaridad descentrada. Requiere mucho más que reciprocidad, mucho más que intercambios económicos justos”.

La culminación de este proceso tendrá lugar el próximo 18 de mayo en Florencia, donde Fiare y Banca Popolare se unirán para crear una cooperativa de crédito conjunta para operar en España e Italia y ofrecer los productos financieros que la ciudadanía necesita. “Un proceso que debería culminarse en una cooperativa de crédito ético a nivel europeo”, destaca Sasia.

Ante todo, la propuesta de banca ética de Fiare es “una herramienta de acción política”. Nuestras sociedades están estructuradas sobre cómo nos relacionamos económicamente, por eso la banca ética tiene que ver con desarrollar circuitos económicos distintos. Si prolifera la banca ética proliferarán las energías alternativas, la agricultura ecológica, el comercio justo, el desarrollo de las comunidades, etc. Todo está interconectado. Estamos hablando de reconstruir la lógica de las relaciones sociales. Una alternativa que ponga en cuestión la manera en la que está organizada la economía”.

Fuente: Economía Solidaria