• FONDESVA.

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para Emprendimiento Social en Valladolid (FONDESVA) financiado por el Ayuntamiento de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • Fondo de Emprendimiento Social

    La Asociación Fiare Castilla y León gestiona el Fondo para el Emprendimiento Social financiado por la Diputación Provincial de Valladolid.

    Pincha para conocer mas.

  • De que hablamos

  • Contacto:

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 108 seguidores

La Red de Finanzas Alternativas y Solidarias celebra su IV Encuentro Estatal con el objetivo de consolidar su actividad de coordinación en el ámbito de las microfinanzas

La Red de Finanzas Alternativas y Solidarias (REFAS) ha celebrado en Becerril de Campos, durante el pasado 12 y 13 de septiembre, su cuarto encuentro anual en el que han participado organizaciones de diferentes provincias que trabajan en el ámbito de las microfinanzas.

Este encuentro ha servido para consolidar la estructura formal de la red, después de varios años de trabajo, avanzando en los objetivos y aspiraciones de la organización. Desde este año, la red cuenta con personalidad jurídica y pretende convertirse en el principal referente de las finanzas alternativas a nivel estatal.

El encuentro celebrado en Becerril de Campos ha tenido como objetivo prioritario profundizar las respuestas que desde las organizaciones pertenecientes a REFAS se ofrecen actualmente a las personas con necesidades financieras excluidas de los circuitos bancarios convencionales.

El trabajo realizado durante estos dos días ha contado con la presencia y las aportaciones de Cristina de la Cruz y de Peru Sasia, en calidad de miembro del Comité de Ética y Presidente de la Fundación Fiare respectivamente, que han profundizado en la importancia y necesidad de un ecosistema de microfinanzas que permita dar respuestas creativas e innovadoras a personas no financiables desde los circuitos financieros convencionales.

REFAS consolida la relación que venía manteniendo desde sus orígenes con la Fundación  FIARE mediante la firma de un convenio de colaboración entre ambas entidades que promueva el desarrollo de respuestas microfinancieras. En este marco de colaboración, Fiare Banca Ética pone a disposición de REFAS un depósito a plazo con devolución de interés para todas aquellas personas y organizaciones que quieran ayudar a consolidar el trabajo de la Red.

REFAS, como red que engloba a más de diez organizaciones que trabajan en el ámbito de las microfinanzas a nivel estatal, pretende consolidar su actividad de coordinación en el próximo año, de cara reforzar un espacio de respuesta financiera necesario para la gran parte de la ciudadanía.

El proyecto Pollos de la Aldea financiado a través de FIARE CyL ha obtenido el segundo premio EMPRENDECYL 2015

IMG-20150717-WA0004

El pasado 17 de julio el proyecto “Pollos de la Aldea” ha obtenido el segundo premio en la 1ª edición de los Premios EMPRENDECYL 2015. 

El proyecto empresarial consiste en la crianza de pollos ecológicos en el municipio de Aldea de San Miguel, Valladolid, y engloba, entre otras cuestiones, la ecología sostenible, la agricultura regeneracionista, la ganadería avícola ecológica y la sanidad homeopática. La Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León (ATA CyL) en colaboración con la Fundación Carlos Moro de Matarromera (FCMM) organizó la 1ª edición de los Premios EMPRENDECYL 2015, para identificar, reconocer y premiar a nuevos emprendedores con iniciativas creativas e innovadoras que generen puestos de trabajo en zonas rurales, promoviendo así el desarrollo económico y local en cualquiera de las provincias de la región de Castilla y León.

Hacemos especial mención en el proyecto “Pollos de la Aldea”, que ha sido un proyecto financiado por la Asociación FiareCyL donde a continuación indicamos las premisas del proyecto:

1.- El proyecto

La creciente inquietud sobre el origen y la calidad de la alimentación, que alimentos comemos. El respeto y sostenibilidad del medio ambiente junto con la consideración del bienestar animal y la seguridad alimentaria, son los pilares básicos que sustentan este proyecto que presento como titular de la empresa.

2.- Impacto y transformación social

El objeto de este proyecto empresarial es la crianza de pollos ecológicos, dentro de un proyecto global de ecología sostenible, agricultura regeneracionista, ganadería ecológica y sanidad homeopática, dentro de un marco de relaciones locales y campesinas, como forma de conseguir el objetivo único de la soberanía alimentaria de los pueblos.

Esta soberanía alimentaria entendida como el derecho de las comunidades a alimentos nutritivos, accesibles y producidos de forma sostenible y ecológica. Se trata de conseguir una política alimenticia que defienda los intereses de la población donde se asienta este tipo de granjas y una defensa de los intereses de las futuras generaciones.

Ya en el año 2000 el Organismo Internacional de referencia de la Sanidad Mundial, la OIE, concluía la clara relación entre el bienestar animal y la mejora, no solo de la carne, sino los beneficios sobre la salud y la calidad de vida.

La crecientes demandas de la sociedad en seguridad alimentaria, la conservación del medio ambiente y el bienestar animal con el alto grado de libertad y aprovechamiento de los recursos del campo, hace que cada día sean más los modelos de producción innovadores con un nuevo concepto de la ganadería, no solo como alimento sino como productores de bienes sociales con clara repercusión sobre la vida de la sociedad, tales, como la conservación del medio ambiente, mejora del paisaje, prevención de incendios, amortiguación del cambio climático, empleo y desarrollo rural.

La comunicación elaborada por la Comisión de la Politica Agraria Común, la PAC, dibuja un horizonte claro hacia el año 2020 y supone el documento base para el diseño de la nueva Política Agraria, donde se fijan entre otros el reto de “ la necesidad reconocimiento del productor y productora agrarios que realizando prácticas sostenibles suministradoras de bienes públicos medioambientales se vea reconocido mediante un pago  ompensatorio, ya que estos beneficios públicos no están remunerados a través del funcionamiento normal de los mercados.”

El reconocimiento de tales prácticas a través de la entrega de estos premios EmprendeCyL que han convocado la Fundación Carlos Moro de Matarromera y ATA Federación de Autónomos, es una prueba clara en este sentido y supone un compromiso con el mundo rural de nuestra Comunidad.

El carácter integral de la empresa de Pollos de ala Aldea, se inicia con la propia construcción de los gallineros de forma ecológica. Este tipo de construcción se apoya en materiales amables para el medio ambiente y en la gestión de la energía tanto en su fabricación como en el uso del lugar.

Esta bioconstrucción además de ser un modo de utilizar los recursos de la zona y una adaptación a los materiales que existen en la comarca, barro y paja, se basa en una responsabilidad hacia las futuras generaciones a la hora de conservar el planeta.

Los materiales utilizados paja y barro suponen un sistema de gestión energética totalmente natural, utiliza elementos de la naturaleza que no generan residuos y son inocuos para los animales que van a vivir en ellos y para los habitantes de alrededor.

La sostenibilidad en el empleo es otro de los pilares del proyecto, esta producción agroalimentaria está sustentada y liderada por una mujer, que dentro del mundo rural se encuentra en minoría dentro de este tipo de explotaciones. En nuestra Comunidad de Castilla y León solo un 27% de las explotaciones agrarias están ocupadas por mujeres. El programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020 establece como actuaciones transversales básicas para el futuro de los sectores agrario y agroalimentario la incorporación de mujeres jóvenes y establece como mandato el desarrollo de una serie de actuaciones específicas para fomentar su incorporación.

El desarrollo del proyecto ha supuesto una creación de empleo ya que numerosas personas han trabajado en la bioconstrucción del lugar, todos los insumos necesarios para la propia cria de pollos hasta llegar a a su consumo supone que se crea trabajo directo e indirecto en el pueblo y en las zonas de alrededor.

3.- Financiación

Por último la financiación de este proyecto supone uno de los aspectos mas creativos y novedosos, ya que ha estado financiado por la Asociación FIARE de Castilla y León, donde personas particulares comprometidas con una economía social y solidaria han invertido económicamente en la creación de esta empresa. Esta Asociación está comprometida con un economía social, solidaria y transformadora del que forma parte este proyecto, enmarcado, todo ello, dentro de un ética en la forma de invertir el dinero y de una responsabilidad social empresarial.

4.- Conclusión.

Con este proyecto de avicultura ecológica “Pollos de la Aldea”, se trata de redefinir lo mejor de nuestra cultura campesina, agrícola y ganadera, en el actual silgo XXI, incorporando saberes y sabores, formación y tecnología junto con el papel de la mujer emprendedora en el mundo rural.

Fomentando vínculos emocionales con la tierra, el territorio, siendo conscientes de la importancia de la producción local de alimentos como elemento generador de trabajo y empleo, de salud, de patrimonio cultural, de supervivencia del mundo rural, mantenimiento de la propia familia de la comunidad y de la naturaleza.

Sembramos autonomías, cultivamos colectividades, cuidamos las interdependencias y alimentamos la sostenibilidad de la vida.

 

La Fundación Carlos Moro de Matarromera (FCMM) ha entregado los I Premios Emprendecyl 2015. El propio Carlos Moro y la presidenta de ATA en Castilla y León, Soraya Mayo, fueron encargados de entregar los galardones a los 3 proyectos vencedores en esta primera edición.

El jurado de los premios estuvo compuesto por José Antonio Salvador Insúa, decano de la Facultad de Comercio de la Universidad de Valladolid; Félix Moracho, presidente de la Asociación VITARTIS; Rubén Gómez, secretario general de ATA Castilla y León y Esperanza Castro, patrona de la Fundación Carlos Moro de Matarromera. Todos ellos valoraron positivamente todos los proyectos presentados, con especial énfasis en los que han resultado ganadores por su contribución al desarrollo de zonas rurales así como la proyección de futuro, empleo e innovación.

De tal manera se han sido premiados trabajadores autónomos que, a través de sus proyectos empresariales, contribuyen al desarrollo económico de núcleos rurales de Castilla y León:

El primer premio ha recaído en COMOCABRAS, un proyecto de Diego Serrano-Gómez centrado en el sector caprino para el aprovechamiento de los pastos libres de pesticidas de la Sierra de la Demanda en Burgos. Con la utilización de las últimas tecnologías y manteniendo la esencia tradicional y el respeto por el medio ambiente, el proyecto recoge la venta de canal y leche en fresco y la elaboración de productos derivados tanto cárnicos como lácteos. “Elecdomo” ha sido reconocido con el tercero y último premio,dirigido a la realización de instalaciones de baja tensión nuevas, modificaciones y ampliaciones así como el mantenimiento y reparación de las mismas. Su plan se basa en las premisas de accesibilidad, diseño y seguridad en diferentes municipios de la provincia de Valladolid.

COCEDER recibe la Medalla de Oro de Cruz Roja por su labor en la mejora de la calidad de vida de las personas del Medio Rural

El acto que contará con la asistencia de su Majestad la Reina, entre otras autoridades, tendrá lugar este viernes, 8 de mayo, a partir de las 11:00 horas

Cruz Roja Española, con motivo de la conmemoración, en España, del día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja,  ha concedido la distinción con la Medalla de Oro a la Confederación de Centros de Desarrollo Rural –COCEDER–  en reconocimiento a la eficaz y meritoria labor en el impulso de acciones para la mejora de la calidad de vida de las personas del Medio Rural y en la difusión de valores solidarios.

Se trata de un reconocimiento a la labor de todas las personas que componen COCEDER, personas y entidades socias (CDR), personas trabajadoras y voluntarias, que tras más de treinta años de historia, siguen en su lucha de hacer del entorno rural, un medio, tanto habitado como habitable.

La presentación del acto conmemorativo en el que se hará entrega del reconocimiento, correrá a cargo de Germán Delibes de Castro, hijo del literato vallisoletano, Miguel Delibes.

Por su parte, y precediendo a la intervención de su Majestad la Reina, intervendrán, en nombre de los premiados, Emilio Lamo de Espinosa y Michels Champourcin, presidente de la Fundación Real Instituto Elcano.

Al acto asistirá en representación de COCEDER, la Presidenta de la entidad, Auxiliadora Delgado Ibarlucea, el Director Gerente de la misma, Juan Manuel Polentinos Castellanos y el ex presidente de COCEDER, Fernando Quintanilla Sancho, acompañados por personas tanto voluntarias como trabajadoras de la entidad.

Nueva red de economía alternativa: Mercado Social Valladolid (MESVA)

A F cartel WEB A4T

En los últimos meses está creciendo en Valladolid una red de economía alternativa, que desde sus principios es una red aliada de las finanzas éticas: el Mercado Social

Desde la Asociación Fiare Castilla y León, y desde el Grupo de Iniciativa Territorial de Fiare Banca Etica en Castilla y León apostamos por el Mercado Social de Valladolid  (MESVA), cuyo objetivo es crear círculos de producción y consumo desde la ética. Entendemos por Mercado Social una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios y aprendizaje común que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios, en un territorio determinado, constituída tanto por empresas y entidades de la economía solidaria y social como por consumidores/as individuales y colectivos.

Más información en http://www.economiasolidaria.org/mercado_social

 

El próximo 9 de mayo, sábado, tendrá lugar una presentación pública de MESVA en el local de la Asociación Vecinal del Barrio Belén.

¿Hacia el reconocimiento de la Economía Solidaria?

¿Quién quiere cambiar el mundo? / Icavot

De la opacidad a la emergencia

En su progresiva andadura, la economía solidaria se encuentra confrontada con su reconocimiento por parte de las instituciones. Estas, de forma creciente ya no pueden o ya no quieren seguir ignorándola. El conjunto de la economía social y sus variadas familias (cooperativas, asociaciones, mutualidades, fundaciones) ya ha recorrido gran parte de este camino, no sin potencialidades, límites y contradicciones, que le ha llevado a afirmar su identidad entre el mercado y el estado. En muchos países de Europa y aun de de fuera de ella, la economía social se encuentra representada en múltiples Consejos, Comisiones y plataformas institucionales e incluso en los órganos gubernamentales. Ha conseguido romper, hasta cierto punto, el esquema de representación tripartito compuesto por gobierno, empresarios y sindicatos con el que se intentó ordenar la vida económica y social después de la segunda guerra mundial. No se trata aquí de hacer un balance de este itinerario del reconocimiento institucional, sino más sencillamente señalar que no estaría de más aprender del mismo, reflejado en el creciente número de leyes que lo canalizan, ahora que en el horizonte de la economía solidaria se abren perspectivas de afirmación institucional.

En efecto, la economía solidaria, a veces de la mano de la economía social, a veces de forma independiente, en otras conjuntamente, empieza a asomar la nariz en la arena de los actores socioeconómicos. Y como no podía ser de otra manera, esto genera debates estimulantes, de los que vale la pena hacerse eco. Para unos, la economía solidaria debería ser mucho más fuerte para entrar con garantías en esta escena. Para otros, hay que hacer demasiadas concesiones, los costes son demasiado altos y los riesgos de integración demasiado fuertes. Para los de más allá, es un proceso inevitable que exige reforzar los propios signos de identidad. Para los de más acá, hay que mantener una opacidad frente a la mirada del poder, mientras que la creciente emergencia permite llegar a más gente y madurar como movimiento. Por fin, no faltan los que ven, en el posible reconocimiento institucional, una ocasión para obtener más medios y asegurarse unos lugares de trabajo profesional. Este debate que se plantea en todos los niveles territoriales, desde algunas comisiones consultivas de las organizaciones especializadas de las Naciones Unidas hasta los órganos estatales y en la administración pública local, está lejos de cerrarse.

Precisamente, la mesa redonda convocada por la Universidad Popular y Ciudadana, celebrada en París en el pasado día 10 de Abril se llevaba cabo bajo el lema “hacia el reconocimiento de la economía social y solidaria”. El lugar, el impresionante edificio del Centro Nacional De Artes y Oficios (CNAM), en pleno centro de París y la presencia del Administrador General de esta peculiar universidad no podían ser más institucionales. Además estaba prevista que asistiera el Ministro Francés, Delegado de la economía social y solidaria. No pudo acudir ya que unos días antes había dejado de serlo, debido a la recomposición del gobierno, ahora presidido por Manuel Valls. La nueva ministra, procedente del mundo asociativo, tampoco podía participar, habiendo sido nombrada un día antes. En cualquier caso, sus ausencias fueron substituidas por la directora del Laboratorio francés de la Economía Social y Solidaria que fue definido por su carácter de Think Tank de la misma.

Ella argumentó en favor de la ley recientemente aprobada. La situó en el proceso de renovación y coordinación, cuyo momento culminante fueron los Estados Generales de la economía social y solidaria realizados el año pasado y que reunieron a más de 5.000 personas. No sin admitir ciertos límites, según su opinión, esta ley permite que se pase de una fase dominada por la economía reparadora a otra que inscribe a la economía social y solidaria en una política económica transformadora.

El director del Departamento de Derecho, Intervención Social, Salud y Trabajo del CNAM mostró las conexiones entre los distintos modos de intervención social y más en particular los del trabajo social y la economía social y solidaria. Tonino Perna, activo animador de la economía “solidale” Italiana y profesor en la universidad de Mesina, explicó la dinámica de estas iniciativas en la península transalpina y más en particular en el Sur de este país donde se estaría produciendo una creciente implicación de las autoridades municipales. Antonio David Cattani, profesor de la Universidad de Porto Alegre en Brasil y coordinador de un itinerante diccionario de “Outra Economia” ya publicado en su país , en Argentina, en Portugal, en Francia y ahora en Inglaterra, aludió al censo de más de 20.000 unidades de la economía solidaria en un país donde no habría tradición de economía social, a la presencia de un Secretario de Estado dentro del Gobierno Federal, del Forum y a la gran cantidad de normativas estatales que promocionan a la economía solidaria. Insinuó que esta, después de su considerable fase expansiva, entraría ahora en un cierto estancamiento.

Jordi Estivil

Fuente: Blog Idearia

La economía solidaria se organiza para transformar el Mercado

Las representantes de las diferentes entidades posan después de firmar el acuerdo.

El viernes 14 de febrero se ha constituido en Zaragoza la Asociación de Redes de Mercado Social, que aglutina a las redes y entidades más representativas de la economía solidaria y consumo responsable del estado.

Tras varios años de reflexión, debate, conocimiento mutuo y colaboración entre entidades que trabajan por el consumo responsable y la economía solidaria en el estado, el pasado viernes 14 de febrero se constituyó formalmente la Asociación de Redes de Mercado Social de ámbito estatal, como primer paso hacia la constitución de una Cooperativa de Servicios del Mercado Social.

Las entidades promotoras constituyentes de esta Asociación son REAS Red de Redes, Coop57 (Servicios financieros éticos y solidarios), Fundación Fiare (Banca ética), Seguro ético y solidario CAES, Som Energia (cooperativa de energías renovables), Centro de Información e Investigación en Consumo (editores de la revista Opciones), Ecologistas en Acción (300 grupos ecologistas confederados), Diagonal (periódico quincenal de actualidad crítica) y los mercados sociales de cuatro territorios representados por Aragón, Euskadi, Navarra y Madrid. Entre todas estas organizaciones suman más de 50.000 personas socias, 10.000 trabajadoras contratadas y más de 1.500 entidades organizadas alrededor de la economía solidaria.

Susana Ortega, del Mercado Social de Aragón destaca de esta iniciativa que “se pretende crear espacios de coordinación y cooperación entre redes y entidades que fomenten una producción y un consumo justo, ecológico, inclusivo, social y solidario y promover los instrumentos necesarios para desarrollar mercados sociales que pongan en el centro de las relaciones económicas a las personas y que fomenten prácticas más justas y democráticas, comprometidas con el entorno y basadas en la satisfacción de necesidades reales.”

Por su parte Fernando Sabín del Mercado Social de Madrid apunta a que “los diferentes mercados sociales conectados en la Asociación funcionan como una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios” y añadea que “está constituida por empresas y entidades de la economía social y solidaria junto a consumidores y consumidoras, individuales y colectivos.”

Son varias las herramientas que ya están en marcha de cara al desarrollo de la Asociación de Redes de Mercado Social, herramientas como la certificación participativa, monedas complementarias, lugares de encuentro entre consumidores y empresas, además de puntos de distribución y logística alternativos. “Con estas herramientas queremos entre todas, ayudar a crear nuevas empresas, productos o ramas de actividad donde ahora mismo la economía solidaria no se haya presente, con el objetivo de cubrir una parte significativa de nuestras necesidades desconectando de la economía capitalista tanto como sea posible”, explica Clara Soler de Fiare.

El Mercado Social se centralizará en el portal konsumoresponsable.coop, “como espacio de referencia que aúna información, formación, denuncia y un catálogo con productos y servicios de economía solidaria de ámbito estatal y territorial donde próximamente podrá visualizarse de una manera integrada una amplia y diversa oferta de productos y servicios que hagan más accesible y sencillo ejercer desde las empresas, la administración pública o la ciudadanía un consumo responsable y diferenciado en valores y principios al de la economía capitalista”, detalla Leire Álvarez de REAS Euskadi.

Para ampliar información: www.mercadosocial.net

Fuente: Economía solidaria

La economía solidaria, la educación popular y la formación

1.   Los retos. Uno de los desafíos más importantes que tenemos hoy en el ámbito de la economía social y solidaria, es que para transformar la sociedad actual no basta con que unas cuantas personas quieran, aunque sean una minoría cualificada, hace falta que haya muchas personas que quieran cambiarla y para eso tienen que tener claro por qué cambiarla. Y ese no es el caso. Si no ¿Cómo se explicaría que se mantenga este modelo de desarrollo a todas luces insostenible, que perjudica a la mayoría de la población que paga sus consecuencias?

Lo grave de la respuesta es que nos señala a nosotros mismos, a la población en general, como los propios cómplices reproductores día a día, víctimas y responsables a la de vez, de esta manera de funcionar la sociedad, conscientes o inconscientes, cómodos o incómodos, implicados o inhibidos. Podríamos afirmar que si existe la actual situación de injusticias, discriminaciones, abusos de poder, precariedad, etc., a nivel planetario, es porque hay una inmensa masa de personas que la sostienen.

Para que las personas quieran cambiar la sociedad a favor suyo, es necesario favorecer procesos de toma de conciencia de la realidad y compararla con sus aspiraciones más profundas y así una vez consciente de la enorme distancia entre lo que se siente y se quiere con lo que se está obligado a vivir, surge la motivación para actuar a favor de una sociedad más justa, más digna, más humana y más participativa.

Para ello, tenemos que superar el modelo de educación oficial, a imagen y semejanza del modelo de producción industrial, con los valores impuestos por la economía financiera dominante y en el respeto a la jerarquía establecida en el poder. Así la educación se controla desde el estado y se adoctrina a las personas en ese sentido, con un “pensamiento único”, de manera que se elaboran “paquetes” de datos y enseñanzas que todo el mundo tiene que asimilar y repetir para que el sistema económico siga funcionando sin ningún tipo de contestación. Tenemos que ir en la dirección contraria, porque la sociedad necesita de personas con el pensamiento divergente.

2.      La educación popular liberadora y la metodología de la formación. Recorrer ese camino precisa de una educación transformadora que desarrolle nuestra capacidad de construir experiencias democráticas y pluralistas que combatan el  pensamiento único y generen el pensamiento propio y pluralista de los ciudadanos. Dialogante, tolerante, sin certezas absolutas, investigador, abierto…

De acuerdo con Paulo Freire, este modelo de educación/formación…”concibe el conocimiento como arma de lucha. Se plantea la transformación del mundo por la acción del pueblo mismo, liberado a través de la educación…La educación como una actitud de tensión creadora que utiliza la imaginación para buscar soluciones realistas a las situaciones cotidianas. Las palabras tienen sentido cuando están encarnadas en la realidad de quien las pronuncia. Solo así, las palabras en vez de ser vehículo de ideologías alienantes se convierten en generadoras, en instrumentos de transformación auténtica… “Por eso la educación es un acto de amor y de coraje y es una práctica de la libertad, dirigida hacia la realidad, a la que no se teme, sino que busca transformarla…”

De hecho, en realidad nadie forma a nadie, porque para que haya formación tienen que darse tres elementos inseparables a tener en cuenta: a) la información (saber, conocer), b) la implicación (toma de conciencia), c) la aplicación (actuación acorde con la toma de conciencia)

a)  La información veraz, las ganas de saber, de aprender y adquirir conocimientos, de investigar y verificar. En definitiva para satisfacer el hambre de saber los porqués y los cómos de las cosas y las personas. Ese proceso precisa de informaciones al alcance, para satisfacer nuestra búsqueda de conocimientos y esta búsqueda también precisa de un método para seleccionar lo que queremos buscar. Aprender a informar e informarse. La información es la base de la que nos nutrimos para hacernos una idea de la realidad y opinar sobre ella. Sin información no puede haber transmisión de conocimientos. El estar informado es clave para funcionar en la vida y no perder el horizonte, pero hay que seleccionar la información, para no atiborrarnos de noticias que ocupen toda nuestra capacidad y no nos deje espacio para lo fundamental.

Por eso es básico inculcar el rigor informativo, la verificación de los datos, contrastar la forma de interpretar esos datos. Esa información necesaria no siempre está a nuestra disposición y es preciso investigar donde está, así como, comprobar si la que tenemos es veraz.  De ahí la importancia de aprender a saber lo que queremos saber y no perdernos en las infinitas formas de asomarse a todo superficialmente, sin entrar en nada, porque no se puede profundizar en todo a la vez.

b) La implicación o conciencia de esa información, precisa de aprender a pensar, sentir y comprender lo que sabemos. Ese proceso de formación permanente no puede ser una simple acumulación de datos en nuestra cabeza o en el disco duro de nuestro ordenador. Es decir, no basta la información recibida si no sabemos trabajarla en nuestra mente y en nuestro corazón. La realidad nos implica de cualquier manera, por eso es importante que seamos conscientes de esa implicación, para que los datos e informaciones integradas nos ayuden a enfocar nuestra postura y compromiso con base suficiente para estar convencidos de lo que queremos.

Se trata de ejercitar la comprensión. Tenemos que aprender a pensar sobre esa información y sacar nuestras conclusiones. De manera que los datos adquiridos y verificados que nos vienen de afuera hacia dentro, transmitidos como información, no pueden dejarnos indiferentes. Es decir, ratifican o rectifican o aumentan nuestra visión de la realidad y tienen que provocarnos una toma de postura o de conciencia en nuestro interior.

Según P. Freire, la educación/formación liberadora o emancipadora  consiste en pasar de una conciencia ingenua a la conciencia crítica, es decir, “darse cuenta”. Y esa conciencia crítica, se adquiere a través del aprendizaje práctico que se hace al afrontar todas las vicisitudes diarias y en todos los ámbitos que vivimos en relación con los demás, con nuestro entorno y con la naturaleza, con la participación de todos, para gestionarlas a favor de todos.

c)  La aplicación. La información recibida y comprendida provoca en nosotros un estado de opinión, una toma de postura, que normalmente debe llevarnos a  una actitud vital, una reacción práctica y coherente, según nuestra opinión y conciencia. Eso supone una toma de responsabilidad respecto a nuestra vida cotidiana y lo que nos rodea, que también, forma parte de nosotros mismos.

La aplicación o compromiso ante esa realidad, que tenemos integrada a través de nuestra información y nuestra conciencia, precisa de aprender a actuar positivamente y organizarse para crear alternativas.  La verdadera formación es “praxis”, reflexión y acción del hombre sobre el mundo para transformarlo. Se trata de aprender a actuar positivamente y organizarse para crear plataformas de creación de soluciones alternativas. Perder el miedo a gestionar y asumir la cultura de la autogestión que es la cultura de los iguales en dignidad, derechos y deberes.

Estos tres elementos de información, implicación y aplicación, van juntos ya que por separado no son suficientes y pueden conducir a error y deformaciones. Es decir, que la información sin implicación no genera compromiso, ni participación, sino tertulianos; la implicación sin análisis basados en la información rigurosa, puede llevar a una actitud de sufrimiento sin perspectivas, ni alternativas y a errores de bulto en los objetivos y estrategias; la aplicación sin análisis y sin conciencia del por qué se hace puede derivar en puro activismo.

3.   Fijarnos indicadores de evaluación. Para verificar si nuestro método es transformador, necesitamos establecer y consensuar unos indicadores que nos permitan verificar si las personas crecen en conciencia de lo que son, si sus actitudes son abiertas, comprensivas, dialogantes, investigadoras y comprometidas con asumir las responsabilidades que les corresponden. Indicadores del proceso que permitan verificar a los “educadores” si ayudan a esa toma de conciencia y de responsabilidad o solamente, entretienen, dirigen, manipulan o refuerzan el pensamiento único.

Partiendo del contexto que nos rodea, donde la rutina impone su peso como una losa, es fundamental conectar con el interés de las personas, se encuentren al nivel que se encuentren de conocimientos y de conciencia sociopolítica.  Hay que partir de la sana aspiración de cada uno para estimular su iniciativa, su interés por cambiar y salir de la situación actual.

Enrique del Río

Fuente: Blog Idearia